El ex presidente y CEO de General Electric, Jack Welch, mantuvo durante sus cerca de 20 años de gestión, una práctica digna de imitación por todo líder:  enviaba cartas de felicitación escritas por él mismo, a los colaboradores más destacados de la empresa.

Welch sabía que reconocer el trabajo de su equipo era muy importante para mantenerlos motivados y así alcanzar excelentes resultados.  Es así, que cuando los colaboradores recibían las cartas se sentían absolutamente valorados e inspirados a dar lo mejor de sí mismos.

Con este claro ejemplo vemos que el reconocimiento laboral es, sin lugar a dudas, una de las formas de satisfacción personal que mayor motivación y compromiso generan entre los colaboradores.   Es así que, al realizar un trabajo de forma efectiva, lo más común es esperar que el jefe inmediato y/o los compañeros de trabajo reconozcan un buen desempeño.

Por eso, se vuelve importante que las áreas de gestión humana de las empresas se preocupen por identificar las formas más efectivas para estimular, y reconocer adecuadamente los objetivos alcanzados y el trabajo bien hecho. De esta manera el reconocimiento se convierte en una buena práctica genera una fuente de bienestar en el lugar de trabajo.

El reconocimiento mejora la motivación y fortalece el trabajo en equipo.

Ahora, si bien el reconocimiento laboral se puede hacer visible de diferentes maneras, nosotros nos vamos a centrar en las formas de reconocimiento no monetarias, que son aquellas que generan resultados sostenibles a largo plazo.  A continuación te compartimos unas sugerencias para asegurar un reconocimiento efectivo:

  1. Reconocimiento verbal. Un reconocimiento público y sincero es siempre, muy bien recibido.  Como comúnmente se dice: un buen líder felicita en público y corrige en privado.   Esta práctica mejora el autoestima e inyecta de seguridad a los colaboradores.
  1. Aprecia los éxitos. Por pequeños o grandes que sean, los logros deben ser valorados porque le dan mayor significado al trabajo diario.  Cuanto más aprecias, más fácil será que tus colaboradores repitan un comportamiento esperado.
  1. Espera obtener buenos resultados. Si centras tu atención y visualizas a tu equipo obteniendo resultados extraordinarios, tus pensamientos comenzarán a crear tu nueva realidad de objetivos alcanzados.  Además, que lograrás enfocarte en las soluciones, en lugar criticar los problemas.

Con todos estos antecedentes, ¿te animas a probar con herramientas como LEGO serious play, Programación Neurolinguística, Coaching grupal, Pensamiento positivo, Mastermind, para llevar a tu equipo al siguiente nivel?

En Vidaes contamos con múltiples herramientas y técnicas que generan aprendizajes significativos para fomentar el reconocimiento laboral en los equipos.  Para más información pincha aquí.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, síguenos en Facebook y LinkedIn.  Además, puedes ayudarnos a crecer cada vez más compartiendo este artículo entre tus amigos.