Loading...

100 días abundantes. Día 93, 94 y 95

Dos días abundantes Uno de bricolaje y dos de visitas El primero fue un día abundante porque hicimos muchas cosas: mi primera ensaladilla rusa y pimientos caramelizados, ah! y hummus; colocamos una puerta nueva en el baño que deja pasar la luz y da mucha luz a la entrada; colocamos un soporte de toallas... ¡muchas

100 días abundantes. Día 92

¡Feliz día abundante! Ayer fue un día abundante, como no! Porque era viernes y llevaba un impulso abundante de descargas de Sé feliz ¡ya!. Casi 800 descargas, y número 1 en la librería más grande del mundo, Amazon! Me di cuenta de que mi prioridad no es ganar dinero con el libro, sino que genere

100 días abundantes. Días 88, 89, 90 y 91

Madre mía, ¡qué retraso llevo! Mil disculpas <3 Y prepárate para la abundancia. Han sido días abundantes porque he ido a la playa y hacía un tiempo estupendo, celebré mi San Isidro allí. Estuve con una amiga maravillosa que me inspiró, me hizo reír, me ayudó, y que recibió como siempre con amor lo que

100 días abundantes. Día 84, 85 y 86

¡Se me acumula el trabajo! Porque han sido 3 días abundantes de trabajo y actividades nuevas en lugares apasionantes. Y como una imagen vale más que mil palabras, voy a compartiros las imágenes de los momentos más abundantes de estos 3 días. La primera es mi clase de yoga y estiramientos para el entorno laboral

100 días abundantes. Día 82 y 83

Dos días abundantes en uno El primero me desperté con este pedazo de regalo de Patrick, una foto que hicimos en los pirineos, y al verla, sentí la abundancia de compartir mis aventuras con él, a la facilidad de tenerle a mi lado. Fue abundante porque fue un día de preparación para lo que teníamos

100 días abundantes. Día 80 y 81

Feliz día abundante! Dos días abundantes en uno: El primero fue abundante porque me permití pasarme la mañana en la cama, recuperándome de la abundancia de emociones del día anterior. Abundante porque encontré el texto perfecto que me ayudó a entender lo que me estaba pasando. Abundante porque mi chico me acompañó en la distancia,

100 días abundantes. Día 79

Como siempre, ayer fue un día abundante, y abundante en todo tipo de emociones. Voy a hablar sobre todo de aquellos momentos que me hicieron sentir bien, porque esos son los que quiero ver crecer. Fue un día abundante de emociones y sensibilidad. Me di cuenta de lo que quiero a ese pequeño espacio de

100 días abundantes. Día 77 y 78

Fueron dos días abundantes, te cuento mis momentos abundantes preferidos. El día 77 fue un día abundante porque tuve dos momentos maravillosos: dos paseos (caminé 8 kilómetros en todo el día según mi teléfono) En el paseo de la mañana, el mar estaba espectacular, con varios tonos de azul, junto con la arena fina y

100 días abundantes. Día 76

Ayer fue un día abundante ¡Porque era fiesta! Y por ser fiesta, me permití el lujo de seguir trabajando sobre mi libro, mientras toda la familia estaba en la calle. Comimos abundantemente unos deliciosos platos (creo que voy a volver a Holanda con abundancia de kilos...) Nos fuimos por la tarde a caminar a un

100 días abundantes. Día 75

¡Ayer fue un día abundante! Porque me levanté prontito para trabajar mucho. Porque escribí mi día abundante anterior. Porque me deleité con unas tostadas con mantequilla y mermelada. Porque me cundió mucho la mañana y me bajé un ratito a la playa. Porque en la playa me encontré con una amiga de la infancia y