100 días abundantes. Día 15.

 

Ayer fue un día abundante y exigente emocionalmente. Empezó antes de ayer, pero el temblor no fue lo suficientemente grande como para tener protagonismo. Ayer sí.

He tenido un contraste que me ha generado toda serie de reacciones:empatizar, focalizarme, ignorar lo que me molesta, sentirme víctima… pufff!!! Que cansancio!

Y ahí me hallaba, surfeando esta ola…

Hasta que hoy de camino al trabajo me he dado cuenta de las maravillas que me estoy perdiendo por prestarle atención a algo que no me parece beneficioso y nutritivo.

Y es lo maravilloso de este abundante universo, que todo lo que pones en tu mente crece, hasta lo que no te gusta!

El universo es tan abundantemente profundo que nos da significado ahí donde lo buscamos, incluso si lo buscamos en el dolor.

Y está bien!

Lo bueno de el impulso maravilloso de mis 100 días felices + 14 días abundantes es que recibí abundantes muestras de cariño y abundancia que me devolvían a mi realidad.

Mensajes de aprecio en Facebook, gente abundante y feliz comentando en el blog, compañeras y amigas compartiendo Alegría, la tarta de Ionela, ver a mi sobrino por la mañana en el hospital portándose como un campeón, ver los proyectos completándose en Vidaes, acompañar a mis pacientes, ver gente feliz en Vidaes…

Y cuando llegué a casa, mi padre me había comprado edamame!!!

Este universo está basado en el bienestar y la armonia. Y no hay quien pare ese impulso.

Feliz y abundante día

Gracias por estar ahí

Un abrazo

Comparte tu abundancia

Alícia

PD: hoy no hay PD

PD2: si lo hubo!!! ?

About the autor:

5 Comentarios

  1. Carolina a 3 marzo, 2018 en 09:36 - Responder

    Hoy especialmente me ha emocionado tu día… Se me saltan las lágrimas al empatizar con tu contraste y reacción. Me siento unida a ti en el dolor que puede producir una situación y en el tenson de salir de ahí! Para después vivir la maravillosa sensación de lo que nos ha enseñado y a dónde nos ha llevado.

    Reconozco que odio tener contraste pero empiezo a saber que utilizarlo de manera positiva es la mejor (única?) manera de conducir a tener deseos preciosos y llegar al bienestar.
    Un beso fortísimo Alicia!

  2. Ana 3 marzo, 2018 en 09:45 - Responder

    Me ha emocionado leer tus palabras, Alicia. Y es que cuando surfeamos en las olas del cambio es donde nos vamos dando cuenta de lo abundantes que somos en fuerza y valor para salir airosas de las situaciones.

    Cuando hablas del reencuentro con tus papis, me recuerda a mi cuando bajamos al sur, es una gozada y bendición saber que están ahí para todo lo que surja. Estamos rodeadas de una cantidad abundante de personas, más de lo que creemos, que nos hacen sentir especiales. ?

    Bueno, creo que me he enrollado demasiado.

    En otro post escribiré mi 15° día.

    Besos y abrazos

    • Alicia 5 marzo, 2018 en 10:58 - Responder

      Es maravilloso cuanta gente tenemos ahí para nosotros
      Qué bueno que me lo has recordado!

  3. Ana en su 15° día de los 100 días abundantes 4 marzo, 2018 en 14:45 - Responder

    02/03/2018 – 15 dias de abundancia

    Hoy ha sido el tercer día de trabajo tras las vacaciones. Atrás van quedando los abundantes buenos momentos que hemos vivido en el sur con nuestros seres queridos. En el presente tenemos nuestro día a día laboral y no laboral, los abundantes espacios que llevamos viendo a lo largo de estos seis años que llevamos aquí en Madrid. Durante la mañana hubo abundante lluvia, pero estábamos ajenos a ella en la oficina, realizando nuestro trabajo como todos los días, abundante trabajo el que hay como siempre. Aunque no sea el mejor de todos, al menos hay abundante trabajo para seguir donde estamos, hay que hacer lo posible para ver la cara positiva de todas las vivencias.

    Me fui a comer con varias compis a un restaurante italiano y disfruté de un delicioso y abundante plato de pasta a la boloñesa, tenía abundante salsa de tomate casera, uhmmm!!!

    Por la tarde volví a casa con mi marido, con muchas ganas ya de volver y disfrutar de la abundante calidez que nuestro nuevo nido aporta, al haber calefacción durante todo el día se agradece entrar por la puerta y sentir ese calor, y aparte la abundancia de cariño y fidelidad que nuestra querida perra Ágora nos transmite todos los días cada vez que cruzamos el umbral de la puerta.

    Este día hemos cenado pollo al horno con zanahorias y cebollas, Qué rico salió. Para chuparse los dedos ?

    Nos pusimos a ver la tele, y yo en paralelo reinicié mis labores de punto, que desde que nos mudamos apenas lo cogí, y tejiendo un punto tras otro mis ojos ya se iban cayendo poco a poco, así que era la evidente señal que el sueño llegaba a mi cuerpo, y de manera abundante, no vacilé ni un momento, y me fui a dormir.

    Hasta mañana. Besos y abrazos.

    • Alicia 5 marzo, 2018 en 10:54 - Responder

      Pero qué bonito escribes, Ana!
      Qué maravilloso se debe sentir ese nuevo nido.
      Mmmm… boloñesa!!! 😉

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies