100 días abundantes. Dia 3

¡Feliz día de la abundancia!

Ayer fue un día abundante porque lo decidí así. Porque disfruté de mi libertad de horarios. Me levanté prontito y comencé con mis deliciosas rutinas. Descubrí una nueva, inspirada por mi día con mi amiga el día anterior. Voy a practicarla a ver como funciona y os la cuento.

Fue un día abundante porque fue uno de esos días en los que el dinero en mi banco subió. Cada vez que aumento de cifra lo celebro, y sé que eso hace que siga creciendo!

Fue un día abundante porque recibimos muchos mails y nuevas propuestas. Nos han pedido un taller de automasaje ara 25 personas!

Fue un día abundante porque comimos una comida deliciosa y sencilla de hacer que me sienta súper bien. Quinoa con kale y manzana!

Porque hice helado de yogur en mi nueva máquina de cocinar mágica (es como la Thermomix pero del Lidl y funciona genial!). Me encanta tenerla porque me abre la mente a la abundancia infinita de comidas posibles, hay muchos vídeos en youtube que me dan ideas de comidas que nunca he probado.

Porque vi unas niñas patinando por la calle y decidí irme a patinar y estuvo delicioso. Hacía sol y el campo se veía precioso. Luego se unió Patrick y nos reímos mucho, porque me llevó por un camino abundante en baches.

Recibí abundantes besos y cariñitos de mi chico, y amorcete de mi familia y amigos.

¡Fue un día abundante!

¿Y el tuyo?

Cuéntanos

Un abrazo abundante 😉

Alicia

PD: Al final la abundancia que deseo es la de momentos felices

PD2: Y en eso soy una máquina

 

 

About the autor:

6 Comentarios

  1. Carolina a 17 febrero, 2018 en 13:22 - Responder

    Anda… Pues yo me siento abundante porque tengo la Thermomix. No había caído. Realmente da abundancia tener un aparato donde podemos hacer tantas cosas..
    Que bonito se lee lo que cuentas…. Jajaja la abundancia de baches hace mucha Abundancia en risas!!
    Un besito

    • Alicia 20 febrero, 2018 en 09:26 - Responder

      Una Thermomix! Si con la mía hago magia, no me puedo ni imaginar lo que hace la tuya 😉

  2. Esther 19 febrero, 2018 en 00:00 - Responder

    Holaaa =)

    El viernes fue un día abundante en…
    – Alguna que otra frustración. Pero me hace feliz saber reconocer mi sombra. No todo es de color de rosa.
    – Tranquilidad en el trabajo. Era fiesta, había menos alumnos, y pudimos dar la clase más relajada.
    – Abrazos, compañerismo, ayuda en la escuela.
    – Mimos y cuidados hacia mí misma. Además de aprovechar los viajes en metro para ir meditando o haciéndome Reiki, por la tarde fui a un concierto de gong y otros instrumentos que fue súper potente. Salí relajada, habiendo descargado mucha tensión. Me sentó de maravilla.
    – Casualidades, que tomé como respuesta a mis preguntas y me hicieron muy feliz

    Un beso abundante Alicia!

    • Alicia 20 febrero, 2018 en 09:22 - Responder

      Qué bonito eso que dices! No todo es rosa, hay muchos colores, y algunos nos gustan más que otros, pero todo son colores maravillosos!

  3. Ana. 3 día de abundancia 19 febrero, 2018 en 06:36 - Responder

    20180218- 3° día de abundancia

    -Sentí abundancia de satisfacción y bienestar al ducharme y sentir como si me deshiciera de pensamientos inútiles y me purificase.
    -Sentí abundancia de bienestar y tranquilidad cuando me fui a dar un paseo al parque que está cerca de mi casa, donde hay muchos pinos, es como si fuese irte al campo dentro de la ciudas, y disfruté de las vistas al corredor de aviones del Henares.
    -Sentí abundancia de ilusión cuando me puse a preparar la maleta para irnos de viaje a nuestra tierra sureña, donde estaré dispuesta a descansar todo lo que pueda y dejarme mimar por la familia
    -Sentí abundancia de gusto al saborear el rico guiso de fideos con verduras que preparó mi marido al mediodía.
    -Sentí abundancia de alegría y de entusiasmo cuando nos vimos con un amigo nuestro que nos ayudará a llevar a cabo nuestro propio proyecto empresarial, y el cual no le hace falta mucho más, ya que nos ofrece en bandeja lo ms útiles necesarios para arrancar de la manera más sencilla. Luego habrá que seguir trabajando en ello hasta conseguir abundancia de beneficios comunes y mutuos. Espero hablar de todo ello más adelante.
    -Sentí abundancia de paz al irme a la cama y descansar un días, y abundante de agradecimiento, me dormí plácidamente junto a mi marido y la perra ahí abajo a mis pies, como siempre hace, que me da abundancia de tranquilidad y de seguridad.
    -Y un día mas sentí en líneas generales abundancia de vida.

    Un abrazo.

    • Alicia 19 febrero, 2018 en 12:27 - Responder

      Me muero de ganas por saber más de ese maravilloso proyecto empresarial que tenéis entre manos!!! Suena fabuloso!!!!

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies