100 días abundantes. Día 34

Ayer fue un día abundante, pero me cuesta recordarlo por lo abundante que está siendo hoy. Voy a intentarlo.

Ayer fue un día abundante porque aunque me desperté por una una pesadilla horrorosa, tuve todo el apoyo que necesitaba y tuve recursos más que suficientes para recuperarme.

Porque el sol brillaba muchísimo, y me quedé disfrutando en el jardín, tomando el sol sobre mi hamaca.

Porque me bebí dos litros de té de jengibre, y me alucina que esté tan rico y sea tan sano y barato (el otro día probé la cerveza de jengibre y también me encantó)

Porque hice mi Facebook Live de celebración del día de la felicidad y me lo pasé muy bien. Porque tuvo un efecto maravilloso sobre mi y comencé a sentirme abundantemente feliz. Si te lo perdiste, aquí lo tienes “5 nuevas claves para alimentar tu felicidad”

Porque mucha gente se unió en el momento y después, y porque fue compartido por muchísima gente!

Porque Patrick me hizo la comida, y estaba deliciosa. Abundantes espaguetis con tomate y ventresca.

Porque fue un día muy productivo.

Porque al final del día fuimos a un gimnasio a probar, y disfruté de una maravillosa clase de zumba, otra de yoga y terminamos en el spa, con un jacuzzi en el exterior mirando a las estrellas. Y ya me estoy acostumbrando a ver gente en pelotas caminando por el spa, bueno… casi 😉

Me imagino que me sentí como se sienten los clientes en Vidaes, cuidada, mimada, protegida. Fue una sensación deliciosa!

Porque fuimos en bici Patrick y yo y fue un camino abundantemente divertido.

Porque caímos rotos en la cama, pero abundantemente contentos por habernos cuidado tan bien.

Y estoy deseando revivir lo abundante de hoy. Te lo cuento mañana.

Un abrazo

Alicia

PD: Que se me olvidaba compartir la entrevista que publicaron ayer en el Diario Dicen

PD2: Me encanta cómo ha quedado! Aquí la puedes leer

About the autor:

3 Comentarios

  1. Esther 21 marzo, 2018 en 21:29 - Responder

    Hola Alicia =)

    Estos días están siendo abundantes en:

    – Comidas deliciosas, como los mejillones al vapor que preparó una amiga el domingo y que degustamos encantados, las judías verdes que me preparé para comer o la tortilla de patatas tan rica que hice ayer. No puedo negar que el comer es uno de mis placeres preferidos =) La noche que fui a cenar con mi compi a un buffet chino estaba rodeada de abundante comida, aunque fui selecta a la hora de elegir, que se puede dar una un gusto, pero sin abusar de comida poco saludable. Disfruté abundantemente del shushi =)
    – Ganazas de que llegue el viernes e ir a mi segunda clase de Yoga. ¡Qué abundantes beneficios estoy sintiendo esta semana a raíz de la clase del viernes!
    – Recursos que estoy aprendiendo en el libro de L.Hay que sigo leyendo en los ratitos en metro. ¡Qué de ejercicios y frases tan abundantemente interesantes describe!.
    – Entretenimiento empezando a ver desde el principio una serie que comencé hace años y no terminé (Breaking Bad, seguro que la conoces jajaja)
    – Soluciones: por fin se ha solucionado favorablemente el tema móvil y en unos días podré tener uno nuevo.
    – Trabajo, pero esto me lo intento tomar con tranquilidad jajaja A veces desearía huir, pero luego se me pasa jejeje
    – Abrazos , besos y cariños de parte de mis locos bajitos en la escuela. ¡Ay!¡Si es que les tengo que querer!=D
    – la tranquilidad que transmiten los bebés. Fui con una compi a conocer a la bebé de otra y la tuve un buen rato cogida. ¡Estuvo tan a gustito en brazos…!
    – Hacer o terminar la lista de tareas que tenía pendiente.Así que han sido días abundantemente productivos.

    Nada más por ahora!

    Un besazo abundante =)

    PD:Voy a ver ahora los enlaces que has compartido en este post.Seguro que aprendo un montón 🙂

    • Alicia 31 marzo, 2018 en 11:14 - Responder

      Qué rico!!!
      A ver si te gustan <3

  2. Ana 34 días de abundancia 24 marzo, 2018 en 20:37 - Responder

    21/03/2018 – 34 días de abundancia

    Día de trabajo. Miércoles.

    Hoy fue un día más de abundante trabajo, de sentirse vivos, de estar alegres porque ya vamos concretando cosas para la peque, y porque es tan abundante el amor que sentimos, que no hay nada ni nadie que nos separe.

    Es abundante saber que luego ves el sol, el viento, el agua y conectarnos con la madre tierra que nos llena de abundante vida propia, enraizandonos muy fuerte a nuestros ideales.

    Besos y abrazos

Deje su comentario