100 días abundantes. Día 55

Ayer fue un día abundante, porque madrugué para desayunar con una amiga. Llegué con tiempo y me pasé por el barrio donde estaba antes Vidaes. Me impactó mucho cómo había cambiado, había nuevas tiendas y mucha más vida. Recuerdo que, en frente del antiguo Vidaes había un campo, y yo siempre decía “Aquí tienen que poner un Mercadona”. Imagina mi cara cuando vi que lo habían puesto, exactamente donde yo quería. Vi que habían puesto una tintorería en mi local más antiguo, donde yo abrí mi consulta de podología, y una clínica de fisioterapia donde ampliamos Vidaes. Fue emocionante volver allí y ver cómo había cambiado todo.

Me pasé a ver a la dueña del bar de al lado y me encantó verla, y que me contara como iba todo. Se me despertó un sentimiento inmenso de abundancia al ver cómo hemos prosperado: estamos en una mejor zona, más cerca de mi casa, con un mejor local…

El desayuno con mi amiga fue muy divertido y abundante! Me enseñó su tripita (está de casi 3 meses) y me encantó verla feliz. Según ella, compró mi libro, hizo el primer ejercicio, deseó quedarse embarazada y menos de un mes después ¡ya lo estaba! Así que m, cuidado con mi libro, que puede producir embarazos 😉. Compartimos unos huevos benedictinos y tostadas con jamón iberico (a mi me tocó todo el iberico). Delicioso! en el vips. Os lo recomiendo! Y me invitó a desayunar y todo!
Di una abundante clase de yoga en una empresa, y nos lo pasamos muy bien, incluso los alumnos me dijeron que se olvidan de que están en el trabajo.
Me fui a comer con el equipo Vidaes a un peruano delicioso donde ponen abundante comida (y yo sin hambre! ). Fue una comida abundantemente divertida. Les conté que un chico me había tirado los trastos por el camino, y a Johana también! Fue muy divertido porque creemos que fue el mismo.
Tuvimos una tarde de abundante trabajo y me encantó ver a Laura y a mis niñas de yoga (Mireya, Teresa, Carmen, Auxi…)
Vino abundante gente a la meditación con Johana, me encanta cuando el centro está así de vivo.
Me tuve que quedar una horita más en el trabajo, y Majo muy linda se quedó conmigo.
Después, a hacer mi abundante maleta y a la cama, que hoy es un día grande!

¿Cómo fue el tuyo?

Cuéntanos

Besos

Alicia

PD: Te aviso desde el futuro que es mucho más relajado

PD2: Y ya estoy con mi amor!

About the autor:

2 Comentarios

  1. Esther 12 abril, 2018 en 16:22 - Responder

    Hola Alicia 🙂

    He estado abundantemente desaparecida por falta de tiempo,tareas y varios momentos de gran contraste que había que solucionar y he estado centrada en ello.Pero a la vez he sido consciente y he disfrutado de la abundancia de cosas positivas que me ha estado rodeando.
    Ahora te hago un súper resumen de todos estos días 🙂

    Estos días he disfrutado (y en algunas cosas aún disfruto) de abundancia …

    + En momentos de contraste que me han ayudado a crecer,a conocerme mejor a mí misma.En esos instante no era una situación agradable,pero poco a poco,y cada vez con más seguridad,todas las piezas van encajando y el puzzle sale bien y tiene sentido 🙂

    + En conocer a las personas correctas en el momento correcto para que a través de ellas te lleguen abundantes cosas que necesitas de forma abundantemente sencilla (y  abundantemente económicas,todo sea dicho).¡Y doy abundantes gracias por ello! 🙂
    En un post hace semanas te comenté que estaba conociendo a personas con las que compartía el abundante gusto por el mundo holístico.Resulta que tenía abundantes ganas de volver a hacer algo de ejercicio,ya que tuve que dejar Pilates hace un año ,más o menos,por el horario de trabajo.  Y un día por el grupo de WhatsApp,  una de estas chicas,pone la info sobre clases de Yoga que da un profesor que conoce y que había abierto grupo para principiantes y en un horario compatible con el de mi trabajo.No lo pensé y fui a probar,pues tenía muchas ganas de conocer el Yoga desde hacía tiempo.Y puedo decirte Alicia que es de las mejores cosas que he hecho en mi vida 😀 Siento la abundancia de energía y sabiduría en mi profesor y compañeras.Y estoy redescubriendo la abundante flexibilidad de mi cuerpo ,que por falta de ejercicio últimamente estaba mermando.Me siento abundantemente relajada,en conexión conmigo misma y a la vez con las pilas súper cargadas. Me siento agradecida por la abundancia de bienestar que Kundalini Yoga me está trayendo en todos los aspectos 🙂

    + En abundancia de información valiosa para mi crecimiento y mi abundante hambre de datos jiji,que me llega a través de libros (o artículos de Facebook,Instagram,etc),conversaciones (como los ratitos antes de clase de Yoga con el profe y las compis),cursos(como en el de kinesiología,que el domingo pasado hice el segundo módulo y fue genial),terapias (he conocido a una terapeuta que me dijo cosas muy interesantes) Quien no sabe es porque no quiere saber (o no está preparado),porque nos rodea abundante sabiduría sobre cualquier tema.

    + En días de relax en Semana Santa. En la escuela donde trabajo no hay fiesta como en los coles,pero hubo días que pudimos disfrutar de abundante calma en clase,ya que muchos alumnos habían faltado y se notaba que había menos jaleo.Por lo que tuve abundante tiempo para preparar cosillas para el trabajo.Y por fin llegaron mis cuatro días de relax. Tenía abundantes ganas,porque preparé una escapada a mí amada Donosti con unos amigos. Tuvimos abundantes facilidades,porque mi tío nos prestó su casa,en un pueblo a sólo 10 min de San Sebastián.Su casa con dos baños y tres habitaciones para cuatro que éramos ,por lo que tuvimos abundante intimidad y espacio.Fueron días de abundante relax,risas,buenas conversaciones,rica comida y sidra 🙂 Además pudimos disfrutar de abundante aire fresco de los montes vascos y también navarros.Disfrutamos de una sidrería donde se estila el txotx y nos encantó el rollo de ir probando sidras de diferentes kupelas y chuletones y bacalao riquísimos.También de los pintxos donostiarras ,del café con unas ricas tartas que nos comimos en el puerto,cerca de La Contxa y de las vistas de la ciudad desde el monte Urgul.Hacía años que no subía a ese monte y me fascinó.Y para dar un toque místico al fin de semana visitamos las cuevas de Zugarramurdi y nos enamoramos del entorno verde que las rodea <3

    + En días llenos de cariño por parte de mis alumnos. Cuánta lata dan a veces jeje, pero que se compensa con abundante amor y ocurrencias súper divertidas.Están en la época del "Me ayudas que yo no sabo,po' favo' " , del "Yo puedo solito",me encanta que se sientan tan mayores e independientes y del "Ya soy mayor,porque llevo braguitas y no llevo pañal" jajajaja  Para comérselos 🙂

    + En descubrir nuevas herramientas y actividades para utilizar y hacer en clase. Por ejemplo, una mamá nos dejó la suya para utilizarla con los peques y nos encantó.Resulta que hay unas linternas que son proyectores en los que pones ruedas con imágenes y con la luz apagada se proyectan en la pared y así contamos historias.Es muy divertido y el contar cuentos a oscuras les crea más intriga y están súper atentos 🙂

    + En agradecimientos y en pedir perdón cuando he creído que tenía que hacerlo.He tenido varias de esas veces que crees que debes decirle algo bueno o arreglar algo con alguien a quien aprecias,pues si no lo haces te quedas con algo dentro.Y he decidido que no quiero dejarme nada malo,pero tampoco bueno por decir 🙂 Me he sentido abundantemente comunicativa. También para reclamar algo que creo justo,que cuando algo no le gusta a una también tiene derecho de decirlo y quedarse agusto jeje

    + En cumplir retos personales.Por ejemplo el de ir al cine sola,que tenía pendiente (y que no recuerdo si te llegué a contar).Me sentí abundantemente independiente.Además de abundantemente entretenida,porque la película era abundantemente larguilla (2 h y pico) y no me aburrí ni un minuto.Gorrión Rojo se llama, por si te animas a verla 🙂

    Me he puesto al día con tu abundancia y ¡qué maravilla! 😀

    Me parece genial lo que has puesto en uno de tus post sobre ser fiel a los principios de una misma ¡olé!

    Te mando un abundante abrazo y nos leemos por aquí 😉

  2. Ana en su 55 día de abundancia 13 abril, 2018 en 08:31 - Responder

    11/04/2018 – 55 días de abundancia. Miércoles.

    Hoy emprendemos nuestro Viaje a Jerez. Nos levantamos temprano para tener abundante tiempo de prepararnos, y ultimar detalles que faltaban por completar.

    Salimos a las 8 de la mañana y nos hizo un día espléndido de sol, abundancia de paisajes verdes, montañas nevadas, viento, sol brillante y cielo azul.

    A las dos horas aproximadamente nos paramos para desayunar, disfruté de mi pan tostado con aceite de oliva puro virgen extra, me supo a gloria bendita, sólo quería comer eso, pan con aceite. Aunque previamente a salir de casa me zampé una rica naranja, y un yogur de nueces. ¡Uhmmm!

    Alrededor de las 13 horas, decidimos parar para comer en el área de servicio donde también admiten a mascotas en su interior y allí pudimos comer un menú cada uno. Disfruté sabiendo que había entre los platos opciones saludables, y me comí un plato de arroz con verduras, y de segundo filetes de pollo a la plancha con guarnición de verduras. De postre opté por coger una naranja que me la comí ya en la merienda. Hasta la perra también tuvo algo de comida porque se estaba portando super bien, como si no hubiera perro con nosotros. 🐕

    Después de esa parada, seguimos disfrutando de nuestro Viaje, lleno de sol espléndido y de viento incansable. Realizamos otra parada técnica para estirar las piernas y las patas, y allí se me antojó comprar fruta diseñada sin azúcar, opté por piña y mango, Qué rico me supo, hacía meses que no lo comía.

    La verdad que el resto del viaje se pasó rápido, llegamos a una buena hora a Jerez, dejamos nuestras cosas recogidas, merendamos con mis padres y mi hermano pequeño, y luego nos fuimos a dar un paseo, abundancia de libertad, de satisfacción, de sentirse tranquila y sin prisas, porque estamos de vacaciones, aunque sean pocos días, siempre se agradecen días de descanso para ver otros paisajes.

    En la cena pudimos disfrutar de la visita de mi cuñada Miriam, siempre tan simpática y amigable. No nos cansamos de hablar de la niña, todos tenemos abundante ilusión por la llegada de la niña a nuestras vidas, y es que será la primera en mi familia, así que imaginaros la mezcla de sentimientos que se generan en unos y en otros.

    Cené sopa con fideos y una hamburguesa de espinacas que estaba muy rica, de postre un yogur de piña. Tras la cena nos sentamos todos juntos a ver la tele y a charlar de muchas cosas, y conforme pasaban las horas el sueño se iba apoderando de nuestros cuerpos, decidimos irnos a dormir y descansar después del día tan intenso de viaje.

    Besos y abrazos.

Deje su comentario