100 días abundantes. Día 7

¡Dos yoes!

Eso es abundancia 😉

Feliz día y perdón por las horas, hoy ha sido un día maravilloso sin un minuto para escribir, ¡mañana os lo cuento!

Ayer fue un día abundante porque me regalé, como cada mañana, mi meditación y mis procesos de alineamiento.

Porque me tomé un desayuno maravilloso con pan turco y tomate español

Porque me cundió mucho el trabajo e hice muchas cosas que quería hacer.

Porque hice mi primer risotto y me salió demasiado delicioso.

Porque tuve una entrevista interesantísima con Vanesa Rivas, que va a dar el viernes una charla gratuita en Vidaes que se llama Potencia tu energía, potencia tu vida (a la que quedas oficialmente invitado si te inscribes aquí)

Porque vi un episodio de tierra, un documental sobre naturaleza que me dejó con la boca abierta, por la inmensa abundancia de la naturaleza. Si tienes la oportunidad, échale un vistazo, te contagia de abundancia por los cuatro costados.

Porque me dormi abrazadita a mi amor y… ais! eso es un lujo que puedo disfrutar todos los días.

¿Y el tuyo?

¿Cómo fue?

Espero leer tus comentarios, ¡cada vez somos más!

Un abrazo

Alicia

PD: Si quieres ver la entrevista, la tienes aquí 

PD2: Hace mucho que no te digo que te adoro ¡Te adoro! <3

 

About the autor:

Un comentario

  1. Ana 7 día de abundancia 23 febrero, 2018 en 09:48 - Responder

    22/02/2018 7 día de abundancia.

    Hoy empecé mi día de nuevo con un rico desayuno de mollete del pueblo de mi padre, la mitad con mantequilla y la otra con aceite. No me puedo resistir al pan con mantequilla jajajaja.

    Acto seguido me fui a la sesión de fisioterapia con mi amiga Laura, que es especial para todo esto, porque sabe dar en la tecla de lo que hay que desbloquear y demás. Sentí abundancia de emociones, de placer, de bienestar, de sueño mientras ella manipulaba mi cuerpo a su antojo. Fue un momento de reencuentro con mi ser, me despertó ese lado dormido que tenía de hace varios meses. Activó lo que necesito para seguir adelante y aportar lo mejor de lo mejor a mi y a mi bebé.

    Tras esa maravillosa sesión, nos fuimos a visitar a otro tío mio materno, nos acogieron con calidez abundante, y de lo a gusto que estábamos con ellos, nos fuimos tarde a comer a casa de mis padres.

    En casa de mis padres degustamos un rico arroz con almejas, gambas, sepia, uhmmm qué rico!! Y pescadito frito. Abundancia de sabores.

    A la tarde disfrutamos un ratito abundante de ternura con los sobrinitos, que hoy hacen 22 días de vida, y luego nos fuimos a merendar con un gran amigo de la familia, nos sentimos a gusto, y llenos de alegría, porque siempre con las personas más queridas sentimos abundancia de cariño, y de aprecio, entre otras muchas cosas.

    Este día fue abundante de momentos, lo repartimos muy bien entre unas cosas y otras. Luego agradecimos sumergirnos en los brazos de Morfeo, que nos brindó una noche abundante de descanso y de sueños repletos de personas conocidas y parajes muy variopintos.

    Esto es todo por hoy. Un abrazo.

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies