100 días abundantes. Día 75

¡Ayer fue un día abundante!

Porque me levanté prontito para trabajar mucho.

Porque escribí mi día abundante anterior.

Porque me deleité con unas tostadas con mantequilla y mermelada.

Porque me cundió mucho la mañana y me bajé un ratito a la playa.

Porque en la playa me encontré con una amiga de la infancia y su marido, y estuvimos charlando un buen rato, poniéndonos al día. Estaban alucinados con mi cambio: de podóloga a emprendedora viviendo en Holanda.

Porque mis sobrinos estuvieron jugando haciendo mil amigos.

Porque estuve charlando con Amaya, una amiga con la que he reconectado gracias a la felicidad.

Porque nos encontramos con otros amigos y su familia. La playa de la Manga es un lugar abundante de reencuentros para mi.

Porque comimos delicioso todos juntos.

Porque me quedé trabajando por la tarde, haciendo un informe sobre el taller de Meditación y Mastermind que estuve haciendo para una empresa en el Hotel Marriott. Vi los vídeos y me gustó mucho mi intervención y los efectos en la gente.

Porque Majo me ayudó a darle forma al informe, y tras pasar por sus manos era otro. A eso le llamamos majimizar. Significa poner algo precioso, profesional y muy bien estructurado.

Porque hablé con mi churri ya en la distancia, y me recordó que vivo en Holanda (con tanto tiempo aquí se me había olvidado)

Porque me dormí como un angelito.

¿Y el tuyo?

Un abrazote

Alicia

PD: La prueba de la traducción va genial, así que parece que pronto tendré libro en inglés!

PD2: Es maravillosa la tecnología y conectividad que tenemos. Hace todo mucho más fácil ¿te imaginas que tengo que escribir todos los días una carta a cada uno de vosotros para compartir mi reto? Sería mucho más complicado!

 

About the autor:

3 Comentarios

  1. Ana en su 75 día de abundancia 2 mayo, 2018 en 12:08 - Responder

    01/05/2018 – 75 día de abundancia. Martes.

    Hoy ha sido un día festivo, y hemos pasado el día juntos, ¡Qué bien! Por la mañana aprovechamos de nuevo para ordenar la habitación de la niña, y fuimos a dar un paseo con Ágora por el parque. Disfruto viéndola como corre por el campo y lo ágil que está , con esas ganas de jugar que tiene siempre.

    A mediodía comimos una ensalada de patata, cada uno la adornó a su gusto. Qué rica me supo, la verdad. Por la tarde nos decidimos ir a Alcalá de Henares para tomar algo de merienda y pasear por allí, de ese modo vemos algo diferente de lo que estamos acostumbrados a ver. Hacía un día espléndido de sol, a pesar del frío que se ha colado estos días, la primavera se siente en el ambiente, con la abundancia de flores, de parques verdes, que alegría se siente ver todo este paisaje.

    Por la tarde cuando volvimos a casa nos bajamos con Ágora al parque otra vez y se puso a hacer una fiesta que se salía de su pellejo de la abundante alegría que tenía por salir. 🙂🐕

    A la noche cenamos ricamente filetes de pavo con verduras y couscous, Qué rico me supo, y antes de que el sueño se apoderase de mi me puse con el cuadrado de lana que ya casi voy a terminar, Qué divertido es aprender a hacer punto y ver que con tus propias manos se hacen cosas impresionantes.

    Hasta mañana. Besos.

    • Alicia 2 mayo, 2018 en 17:03 - Responder

      Ay qué bonita debe estar esa habitación ya! ¿Se te nota mucho la tripota?

  2. Ana en su 76 día de abundancia 4 mayo, 2018 en 09:33 - Responder

    Alicia, sí mas o menos. Te mandaré foto por privado 🙂

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies