fbpx

100 días abundantes. Día 8

Ayer fue un día absolutamente abundante…

Me desperté con calma y disfruté de mis procesos matinales. Fue fácil porque había decidido cogerme el día libre.

Hacía un sol espléndido, me encanta que en mi nuevo hogar el baño tiene ventana, y disfruto de una luz magnífica. Disfruté de la abundancia de agua caliente en la ducha y de un desayuno delicioso con mi tomate español.

Me fui en coche hasta Leiden, donde había quedado con unas amigas para comer, y disfruté del paisaje soleado del camino y de la libertad de moverme en coche.

Disfrutamos de una abundante comida, hamburguesa de setas con batatas fritas… delicioso! Y una abundante conversación. Las tres nos hemos visto en tanto lugares del mundo, que es demasiada casualidad que hayamos acabado viviendo en el mismo país.

Fuimos de paseo al mercado de Leiden sin una dirección fija, sólo dejándonos fluir por lo que nos apeteciera, y tuvimos varias cocreaciones maravillosas. Estábamos hablando de un tipo de manoplas muy específicas con los dedos al aire y una parte de tela que lo cubriera todo y, en ese mismo instante aparecieron delante nuestro, ¡a 5 €! Y logré encontrar unas judías frescas de soja que había estado buscando desde hacía meses, pero que no sabía cómo se llamaban. Encontré una libreta sin rayas y sin espiral, exactamente como la estaba buscando, un neceser en mi color favorito (llevo años usando un pequeño bolso porque no encontraba el neceser perfecto). Y todo por menos de 15€. Lo que extraje de esa experiencia es que abundancia no es tenerlo todo, sino tener lo que deseo en el momento en el que lo deseo y disfrutar del proceso de conseguirlo. La foto es sólo una muestra de las risas y diversión que compartimos.

Y en Leiden me encontré con una antigua alumna de Vidaes que vive allí, fue un encuentro precioso. El universo sabe lo que se hace 😉

Fue un día precioso y abundante.

Así que, al llegar a casa, le di a mis gatitos su regalo, un muñeco relleno de hierba que se llama catnip (no sé el nombre en español) que le vuelve locos al principio y les deja muy relajados después.

Así que me reitero, ¡fue un día precioso y abundante!

¿Y el tuyo?

¡Cuéntanos!

 

About the autor:

2 Comentarios

  1. Ana en 8° día de 100 días abundantes 26 febrero, 2018 en 16:39 - Responder

    23/02/2018 8 día de abundancia.

    Hoy empecé mi día con un rico desayuno de mollete con aceite de oliva virgen, y un rico zumo de naranja natural.

    He disfrutado de la abundancia de amistad de mis amigas del colegio que no veia desde hace varios años. Y hemos conversado abundancia de experiencias del día a día, un abundante momento donde nos pusimos al día de nuestras cosas.

    He tenido abundancia de ilusión viendo ropa de bebés que me han dejado, y así vamos poco a poco concienciado la mente para lo que nos llega en unos meses mientras que vaya todo bien.

    Tras esa maravillosa sesión, nos fuimos a visitar a otro tío mio materno, nos acogieron con calidez abundante, y de lo a gusto que estábamos con ellos, nos fuimos tarde a comer a casa de mis padres.

    En casa de mis padres degustamos un rico arroz con almejas, gambas, sepia, uhmmm qué rico!! Y pescadito frito. Abundancia de sabores.

    A la tarde disfrutamos un ratito abundante de ternura con los sobrinitos, que hoy hacen 22 días de vida, y luego nos fuimos a merendar con un gran amigo de la familia, nos sentimos a gusto, y llenos de alegría, porque siempre con las personas más queridas sentimos abundancia de cariño, y de aprecio, entre otras muchas cosas.

    Este día fue abundante de momentos, lo repartimos muy bien entre unas cosas y otras. Luego agradecimos sumergirnos en los brazos de Morfeo, que nos brindó una noche abundante de descanso y de sueños repletos de personas conocidas y parajes muy variopintos.

    Esto es todo por hoy. Un abrazo.

  2. Ana en 8 día de abundancia 26 febrero, 2018 en 16:46 - Responder

    23/02/2018 8 día de abundancia.

    Hoy empecé mi día con un rico desayuno de mollete con aceite de oliva virgen, y un rico zumo de naranja natural.

    He disfrutado de la abundancia de amistad de mis amigas del colegio que no veia desde hace varios años. Y hemos conversado abundancia de experiencias del día a día, un abundante momento donde nos pusimos al día de nuestras cosas.

    He tenido abundancia de ilusión viendo ropa de bebés que me han dejado, y así vamos poco a poco concienciado la mente para lo que nos llega en unos meses mientras que vaya todo bien.

    Por la tarde nos fuimos de compras, de ropa, y de algunas cosas más. Disfruté de la abundante presencia de mis papis, y mi marido. Volvimos a ver zonas de la ciudad que hacía tiempo que no veíamos.

    Este día fue abundante de momentos, lo repartimos muy bien entre unas cosas y otras. Luego agradecimos sumergirnos en los brazos de Morfeo, que nos brindó una noche abundante de descanso y de sueños repletos de personas conocidas y parajes muy variopintos.

    Esto es todo por hoy. Un abrazo.

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies