100 días abundantes. Día 82 y 83

Dos días abundantes en uno

El primero me desperté con este pedazo de regalo de Patrick, una foto que hicimos en los pirineos, y al verla, sentí la abundancia de compartir mis aventuras con él, a la facilidad de tenerle a mi lado.

Fue abundante porque fue un día de preparación para lo que teníamos por delante. Impresiones, camillas, sábanas, toallas. Abundancia de material y de cariñito que hemos puesto para que todo salga espectacular.

Hubo un ligero momento de contraste cuando Laura (la profe de yoga) nos dijo que estaba malita. No encontraba  ninguna sustituta. En vez de preocuparme, decidí confiar. Y en un momento, pensé: ¡Voy a dar la clase yo! Tenía muchísimas cosas que hacer, pero decidí usar las clases como excusa para relajarme y alinearme, ¡y funcionó! Recordé por qué quise dedicarme a dar clases de yoga, ¡es casi como ir a un spa! Salí de la clase, feliz, relajada y satisfecha por lo bien que salieron las clases.

El segundo día fue un día abundantísimo de trabajo, fuimos a una empresa a dar varios talleres: inteligencia corporal y yoga facial. Nos reímos muchísimo haciendo las asanas. Y al final los trabajadores se relajaron mucho. Y después vinieron los abundantes terapeutas para dar sesiones de shiatsu, tailandés, reflexología y quiromasaje ¡a 30 personas! Hasta yo estuve ahí dándolo todo, ¿verdad, Maria Luisa ;)?

Y por la tarde disfruté de un maravilloso curso de maestría con un alumno que tenía un profundo entendimiento de reiki. Y fue muy interesante y divertido.

Dos días de trabajo abundante

Ya estoy deseando volver a mi hogar con mi chico y mis gatitos

¿Y el tuyo como fue?

Un abrazo

Alicia

PD: El viernes comienza un curso de CRP, te lo recomiendo muchísimo si quieres aprender estrategias para crear tu vida deliberadamente.

PD2: Vanessa te va a encantar! Inscríbete aquí

About the autor:

6 Comentarios

  1. Ana 9 mayo, 2018 en 14:14 - Responder

    Qué bien que salgan más actividades fuera del centro, expansión de la ola de bienestar.

  2. Ana en su 82 día de abundancia 9 mayo, 2018 en 14:15 - Responder

    08/05/2018 – 82 días de abundancia. Martes.

    Hoy me he levantado temprano para tener abundancia de tiempo y hacer lo que me vaya apareciendo a lo largo del día. He vuelto a sentir como llegan cosas a mi día a día que previamente he pensado, es un poder de atraer cosas positivas a mi vida.

    Me acerqué a ver si la niña ha sido admitida en la guardería, hasta ahora nos hemos quedado los segundos en la lista de espera, está bien teniendo en cuenta que hemos conseguido buena puntuación y tan sólo queda esperar a finales de mayo para ver si la admiten definitivamente. Antes de volver a casa me pasee por la calle comercial que he descubierto cerca de nuestra casa actual, y me he alegrado de ver la abundancia de comercios que tenemos más cerca de lo que creíamos, aunque haya que andar un poquito más, al menos no estamos tan aislados. Además, tenemos la opción también del centro comercial, para alternar.

    Por la tarde tocó ir a ponerme una vacuna que debo tener puesta antes del día del parto. Así que ya la tengo en mi cuerpo, lista para el día que más anhelamos.

    Al terminar me pasee por unos jardines cercanos y respire un poco de aire puro mezclado con el olor del césped, que alegría da la primavera con su colorido, sus olores y sus ruidos dulces y cálidos.

    Una vez llegada a casa estuve hablando con mis amigas de Jerez, y se pusieron a enviar fotos de sus niñas vestidas de flamenca, allí ahora están de feria, y me encantó ver esas preciosidades de niñas que tienen con sus vestidos de colores y todo su arte en las venas 🙂. Una vez más sentí que aunque aquí tenga menos opción a tener amistades, allí se que tengo a las personas que necesito, y a pesar de la distancia estamos tan cerca…

    Por la noche me preparé una cena sencilla y a la vez rica, patatas pequeñas al vapor con aceite de oliva y sal, y de acompañamiento un tomate picado con huevo duro, qué rica me supo la cena, uhmm!! De postre una naranja. Y para terminar la noche, caí rendida de sueño en la butaca. Y con esto me fui a dormir hasta mañana.

  3. Ana en su 83 día de abundancia 12 mayo, 2018 en 21:12 - Responder

    09/05/2018 – 83 días de abundancia. Miércoles.

    Por la mañana me he levantado con abundante energía..Me he duchado, lo que permitió llenarme de abundante energía para empezar el día.

    Desayuné con mi marido, mi pan con aceite, un vaso de leche desnatada y dos rodajas de piña muy dulce. Después me puse a limpiar un poco los baños de la casa, y a ordenar cosas que tenía pendiente de ordenar dese hace ya tiempo, Qué sensación de bienestar he sentido al limpiar y al quitar del medio cosas que ya no servían.

    Después decidí seguir con mi labor de lana y he terminado otro cuadrado para lo que se supone será una mantita. Han traído por fin el coche de bebé y estoy deseando que llegue Nando para abrirlo y probarlo.

    Mientras tanto he disfrutado de una rica comida hecha con couscous, verduras y huevo duro. De postre una mandarina. Me quedé bien satisfecha.

    Por la tarde finalmente me fui a andar y acabé en la oficina del trabajo de Nando, allí estuve esperando que terminase su jornada y nos fuimos juntos a ver cosas para la habitación de la peque, nos hicimos con una lámpara muy mona, con estrellas, estoy deseando ponerla para ver cómo queda.

    Cenamos rico, yo me comí patatas al vapor con aceite y sal, solomillo de pavo y tomate picado. Me supo deliciosa la cena, abundante sabor y la textura de las patatas exquisitas. Una sencillez como esta me llena de satisfacción, ya tenemos abundancia por el hecho de tener alimentos para llevarnos a la boca día tras día.

    Después seguí leyendo un rato el libro nuevo que compré hace poco y que me gusta mucho. Y luego nos pusimos a abrir la caja del carrito, está todo ok, ¡Qué ilusión! Sigo pensando que pasen los días corriendo para entregarlo con la peque dentro y nos daremos muchos paseos juntos. Ágora también me lo ha confesado, jajajaja.

    Con todo esto me despido hasta mañana. Un abrazo.

  4. Ana en su 84 día de abundancia 18 mayo, 2018 en 14:01 - Responder

    10/05/2018 – 84 días de abundancia. Jueves

    Hoy ha sido un día bien cargado de actividades. Desde por la mañana temprano ya tuvimos abundante movimiento. Me tocaba ir a la revisión de una de mis consultas de embarazo. Tuve la abundante suerte y privilegio de ir en coche con mi marido, que me dejó allí y ya luego una vez que terminé en la consulta decidí ir a visitar a unos amigos nuestros de hace muchos años, y que hacia tiempo que no veía. Estuve con ellos en su casa y nos pusimos al día de muchas cosas que se habían quedado sin contar desde hace tiempo.

    Cuando decidí volver a casa me acompañaron a la estación de metro y en casa me preparé un rico plato de pasta integral con tomate natural y una lata de atún al natural, me supo delicioso el plato.

    Por la tarde fuimos Nando y yo a nuestra primera clase de preparto. Había mucha gente prácticamente en la misma situación que nosotros, aprendimos muchas cosas relacionadas con la respiración, la relajación, etc. Y nos fuimos con deberes por hacer durante la semana.

    Una vez que salimos de allí, fuimos a buscar a mis cuñados, el hermano mayor de Nando y su mujer que han venido a pasar unos días de este finde con nosotros.

    Nos fuimos directamente a cenar a la calle y fuimos al Vips. Pude comer allí mi filete de ternera a la plancha con judías verdes y tomate a la parrilla. Comí de maravilla, y es que todo no es malo en la vida, hay que ver lo positivo de todas las experiencias.

    Una vez llegados a casa, recogimos las cosas y nos acostamos, el abundante cansancio del día se vio reflejado en nuestros rostros, y bien que nos colmamos de descanso durmiendo plácidamente en nuestras camas.

    Hasta mañana.

  5. Ana en su 85 día de abundancia 18 mayo, 2018 en 14:02 - Responder

    11/05/2018 – 85 días de abundancia. Viernes.

    Este día he podido quedarme en la cama un poco más de tiempo, he disfrutado de abundante descanso. Mi cuñada y yo nos pusimos a preparar el desayuno y nos vestimos para irnos a dar un paseo al centro. Pudimos tener la abundante suerte de disponer de sitio libre en los metros, y una vez en el centro hay mucha gente en las calles. No nos impidió llegar a nuestro destino. Nos compramos alguna ropa para estas fechas de calor que se nos aproximan, y que tenemos ya ganas de que lleguen.

    Antes de seguir la ruta de tiendas, nos sentamos a tomar algo y después nos fuimos a buscar a Nando para comer con él. Nos fuimos al Museo del Jamón, que ponen un menú variado y para todos los gustos. Me comí sepia a la plancha con verduras asadas, y mi trozo de pan, disfruté como una niña pequeña con mi plato. Comer saludable sienta de maravilla. 🙂

    Hicimos algo de tiempo yendo a un mercado de ropa hippie y nos compramos cosas para el verano. La verdad que tienen ropa chula.

    Luego nos fuimos a buscar al hermano de Nando a su sitio y de allí nos fuimos a Alcalá de Henares a dar un paseo por la tarde noche, nos gustó el paseo por este pueblo que tanto nos gusta, y a ellos también le gustaron. Esa noche me comí un helado de yogur llaollao con piña, tenía antojo, y es que tampoco creo que sea conveniente privarme de algún que otro capricho que me apetezca aunque me hayan dicho de estar a dieta por la situación actual.

    En resumidas cuentas, un día completo y que el tiempo se ha ido volando, es lo que pasa cuando estamos en buena compañía.

    El cansancio se apoderó de nosotros y caímos en la cama como niños chicos.

    Hasta mañana.

  6. Ana en su 86 día de abundancia 18 mayo, 2018 en 14:04 - Responder

    12/05/2018 – 86 días de abundancia. Sábado.

    Hoy hemos amanecido sin prisas de horas, hemos disfrutado de un abundante descanso en la cama, nos duchamos tranquilamente, Nando pudo también resolver asuntos del trabajo sin tener que ir a la oficina, entre unos y otros le dimos ideas para simplificar el asunto.

    Nos fuimos a comer a un restaurante que servían de manera abundante, yo me pedí un revuelto de ajetes con gambas, menudo plato que pusieron, era abundante y tuve que compartir, ellos pidieron parrillada de carne y también fueron abundantes y de calidad rico todo, la verdad..de postre comí piña natural, me chifla la piña, ¡Qué rica! 🍍🍍🍍

    Tras la comida nos fuimos ya a la estación de trenes porque se tenían que volver ya a su casa. De allí, Nando y yo nos fuimos a hacer nuestras compras del finde, fuimos a buscar la cuna pero tendremos que volver la semana que viene, al parecer hay mucha demanda con esa cuna 🙂, también encontramos por fin el accesorio de baño que estábamos buscando desde hace tiempo. Se van presentando los objetos que he ido visualizando en mi mente durante todo este tiempo.

    Cuando ya por fin llegamos a casa me senté en mi cómoda butaca y al cabo de un rato empecé a sentir a la niña moverse sin parar 🙂👶 qué sensación más chula, de saber que tengo mi criatura ahí dentro con vida, y que ya va quedando mucho menos para verle la carita. Cenamos unas fajitas de pollo, me encanta ese plato mexicano, es sencillo de preparar y muy completo en nutrientes. Y tras la cena nos pudimos a ver películas en la tele, en una ocasión me quedé dormida a base de bien, y me hizo mucha gracia que Ágora viniese a despertarme con un lamido, me gustó mucho, y luego volví a sentir a la niña en mi interior y vi como se movía la barriga como si fuera un flan 🍮🍮

    Cuando ya por fin acabó la película nos fuimos a dormir y descansamos plácidamente hasta el amanecer, sin prisas y sin horario establecido.

    Hasta mañana.

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies