100 días abundantes. Día 99

¡Ayer fue un día abundante!

Porque fui buena y escribí sobre mi día abundante número 98, y porque volví a despertar (incluso más todavía) la sensación de abundancia que sentí el día anterior.

Porque tuve una sesión de coaching con una clienta maravillosa, que se atrevió a dar un salto hacia la felicidad incondicional. Fue precioso poder ser testigo de ese proceso.

Porque pintaron el baño de Vidaes, y Majo se encargó de que todo estuviera preparado.

Porque comimos unos deliciosos y abundantes espaguetis.

Porque se sigue vendiendo el libro, y con cada venta me da un subidón.

Porque apliqué lo que aprendí con Chopra el día anterior. La técnica STOP para el estrés

-S de stop: parar

-T de Take a deep breathe and smile: Respira profundo y sonríe

-O de observa

-P de procede con amabilidad y compasión

¡Y me sentó abundantemente bien!

(Pruébalo y verás)

Porque estrené mi ropa nueva que me había comprado el día anterior

Porque nos fuimos a un vivero gigante y compramos 200 bulbos de flores, ¡nuestro jardín va a ser el más bonito del mundo! (bueno, a lo mejor estoy exagerando, pero sólo a lo mejor 😉 )

Porque estuvimos arreglando el jardín hasta las 10:30 de la noche, y lo dejamos casi listo (a falta de plantar los 200 bulbos, casi ná)

Fue un día abundante!

¿Y el tuyo?

¡Cuéntanos!

Un abrazo inmenso

Alicia

PD: Mañana es el último día!!!

PD2: ¡Lo logramos!

About the autor:

2 Comentarios

  1. Ana en su 99 día de abundancia 28 mayo, 2018 en 15:40 - Responder

    25/05/2018 – 99 días de abundancia. Viernes.

    Durante la mañana de hoy he aprovechado para seguir con los planes de mi proyecto de traducciones. Espero que se pueda ver a relucir en poco tiempo y vuelva a recuperar esa ilusión por desempolvar del cajón aquello que se quedó atrás.

    Esta mañana han vuelto mis padres a Madrid después del mini viaje que han hecho durante la semana. La perra tenía una alegría abundante cuando los vio de nuevo aparecer por las puertas, que se salía del pellejo, yo también me alegré mucho, la verdad. Y ya tenía yo la comida preparada, lentejas ricas estofadas con verduras. Uhmmm, me salieron muy ricas. Por la tarde me tocó revisión médica de embarazo y luego aproveché para andar un rato hasta llegar a la zona donde iba a quedar con mi compi de trabajo, que se nos va a Argentina 😞 y su novio, nos ha gustado mucho conocerle porque se ve una persona interesante y ellos dos forman una pareja ricos en cosas abundantes y gustos similares. La voy a echar de menos, justo cuando conozco a alguien así de especial, va y se marcha lejos de distancia. Mi vida está destinada a tener las amistades lejos. En este encuentro también estuvo mi marido y a la vuelta nos fuimos juntos, ya con abundante cansancio después de todo lo vivido de esta semana.

    Por la noche disfrutamos de la compañía de mis padres aquí con nosotros, se nota más acogimiento en casa cuando estamos acompañados de la familia.

    Hasta mañana.

  2. Ana en su 99 día de abundancia 28 mayo, 2018 en 15:44 - Responder

    Ali, Qué pasada la tecmica de Stop. Me la voy a apuntar para aplicarla . Lo de los bulbos, Qué guay, tiene que quedaros un jardín abundantemente precioso.
    Quiero ver la oportunidad de ir a ver Vidaes antes de irme.

    Besos y abrazos.

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies