Tengo una maravillosa amiga, Cherilyn Jones, que es una gran inspiración para mi: por su belleza interna y externa, por su delicadeza, sensibilidad, y deseo de contribución. Hay mil cosas que os podría contar de ella, como que consiguió miles de dólares para una ONG en un par de días, que ha creado un estilo de vida con la libertad de viajar siempre que quiere, que tiene un grupo de amigos maravilloso en San Diego… Y ahora ha comenzado a hacer el reto de los 100 días felices. Y me encanta verla en Facebook con sus días felices compartiendo todo lo que hace y disfruta.

Así que le he copiado la idea y voy a comenzar a hacerlo. Y te invito a que te unas si te parece divertido y quieres llenar tu vida de más felicidad celebrando la que ya tienes.

Día 1

Un domingo espectacular en el que disfruté dando un curso de Reflexología podal con unas mujeres maravillosas con las que me divertí y aprendí muchísimo. Tuve la suerte de recibir un masaje en los pies para comprobar que habían aprendido todo, ¡y lo aprendieron muy bien! ¿Te he dicho que me encanta mi trabajo?

Después me fui a comer con mi familia y la comida estuvo deliciosa como siempre, lo que más me gustó fueron unos champiñones a la plancha con queso y jamón mmmm… y un osobuco impresionante. Y te aseguro que había muchos platos más. También nos encanta comer 😉 Estaban mis sobrinos y mi hermano que acaban de venir a vivir a España y me hace enormemente feliz. El mejor momento del día es cuando llego a verles y vienen corriendo a darme un abrazo. Ay!… que se me cae la baba!

Y para concluir fui al cumpleaños de un amigo donde lo celebramos con mojitos y conversaciones interesantes y divertidas.

Además, una amiga me acompañó a comprarme un micrófono para convertir en audiolibro mi libro 😉

Guau! Sí que fue un día feliz <3

¡Y hoy será otro!

Y quiero saber de ti, ¿qué te hace feliz?

¿Quieres unirte a mis 100 días felices?

  1. Pon en los comentarios qué te hace feliz hoy
  2. Compártelo con todas las personas a las que les puede divertir tener 100 días felices
  3. Observa cómo se expande tu felicidad

¡Me hará muy feliz!

¡Un abrazo!

PD: Hoy tenemos Escuela de Felicidad, y me va a hacer muy feliz. La primera clase es gratis, ¿te vienes?

PD: Únete, comparte, y ¡vamos a empezar una revolución!