OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La claridad  siempre está en tu interior.

La claridad es una cualidad innata dentro de ti

La claridad siempre te guía,  acaba dirigiendo tu destino. La aparente falta de claridad a veces lo modifica, llenando tu camino de curvas, de pendientes, de valles

La claridad y la falta de claridad son la pareja perfecta para crear tu existencia única. La óptima experiencia de vida consiste en estar seguro de esa claridad que te acaba guiando, y poder disfrutar de los momentos de falta de claridad que te proporcionan más claridad todavía.

Toda la claridad está a tu disposición,aunque sólo sea cuando duermes

La claridad es tu esencia, te impulsa, te guía.

La claridad te ayuda a tomar decisiones, decisiones claras. La falta de claridad te mantiene repitiendo decisiones del pasado,  por una aparente falta de toma de decisiones.

En un día claro ves todas las opciones, sientes tu libertad, tu capacidad de decidir, el potencial que tiene tu vida.

En un día oscuro no ves todas esas posibilidades aunque están ahí, y puedes decidir protegerte, mantenerte inmóvil en un entorno conocido y seguro para ti.

En un día oscuro también puedes decidir encender la luz, porque la luz está dentro de ti. Esa luz te permite ver nuevos caminos, caminos mas cortos hacia tu destino, y te aporta la confianza de que siempre llegarás.

La claridad puede ser una constante en tu vida, puedes practicarla a cada paso, pasito a pasito.

Recuerda momentos en los que hayas sentido esa claridad

Pregúntate, ¿que estaba haciendo, que estaba pensando, que estaba haciendo?

Sé tu propio maestro, aprende de ti mismo

Practica aquello que te haya funcionado, lo que te ha hecho sentir bien, modifícalo, varíalo y experimenta con ello.

Tus éxitos son tus mejores maestros, deja que su aprendizaje llegue a ti, ábrete a recibirlo. Entiende cual es el proceso que te lleva a conseguir lo que deseas. Y si no lo entiendes, confía en la claridad que te llevará a entenderlo.

Y cuando la claridad se haya ido, abraza ese nuevo estado, reacciona, deja que te de la información que necesitas. Y cuando sientas fuerza vuelve a abrir las ventanas, para que entre más claridad, poco a poco, o de una vez, como más te guste.

Ve entrenándote y entrenando a otros, con la claridad de tu mente, que está iluminada con la luz de tu corazón. Encuentra la conexión entre sentir y pensar, entre el amor de tu corazón y la claridad de tu pensamiento, que iluminarán la más gozosa de las acciones.

Aprende de ti mismo, eres tu mejor maestro.

Con todo mi amor.