¡Feliz día!

Guau, muchas razones para ser feliz he tenido en el décimo día de la felicidad…

Llevé mi coche a arreglar porque tenía algunos arañazos y bollos que le he hecho por aparcar “de oído”. En el taller me trataron fenomenal y me lo pusieron súper fácil para que me lo cubriera el seguro. Después, mi padre vino a buscarme y a llevarme al trabajo, por supuesto con un tupper de comida de mi madre. Mejor, imposible!

Tuve un día súper productivo en el trabajo y logré terminar todas las tareas de mi lista! Y eran muchas, te lo aseguro!

Le hice una entrevista a una de nuestras alumnas, porque me parece que tiene una historia inspiradora que contar de transformación y felicidad. Siento una gran admiración por ella y por su camino. Y es encantadora! Aquí la puedes ver. Además, me envió una carta de agradecimiento que me llenó de alegría. Te la comparto aquí:

Carta de agradecimiento al Universo y a Alicia con todo mi corazón
♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

Querida Alicia, Universo,

¡Gracias, Gracias, Gracias!

Aún es de noche. Pero me desperté para contar lo bien que me siento. (Son las 6 de la madrugada) Es una carta que escribí como si fuese escritura automática de estas. Y tenía que sacar todo lo que me había ocurrido.

Estoy muy agradecida de qué el camino me puso delante un ser de luz como tú Alicia. Te lo digo con todo mi corazón de verdad. Molas un montón! Ya sabes que me encantas y soy tu fan número 1. Me encanta tu sonrisa, tu belleza, tu sabiduría y tu paz interior, tus viajes… inolvidables e increíbles. Algún día quiero ser como tú (o más bien yo pero con tus características) y creo que por fin voy por buen camino.  Cada vez tengo menos resistencia y he aprendido a quererme un poquito más cada día. Y las cosas están llegando.

Cada día puedo ver que la ley de atracción funciona en pequeños o grandes detalles de la vida cotidiana. ¡Pide y se te dará! ¡Acéptalo!

Una amiga hizo hace poco un curso de meditación PROGGA, y ella tenía claro que yo también tenía que hacer este curso. Cosas maravillosas ocurrieron.

En 1 día, hicimos 6 meditaciones, cada una distinta. En cada meditación me dejé llevar y me llevó a unos sitios de los que jamás hubiese sospechado o imaginado.

No sé si será porque estuvimos meditando todo el día pero me acabó de despertar (aún es de noche) y empecé a soñar con la ley de atracción. Entonces me acordé de ti Alicia…

Fui a este curso y no conocía a nadie. Llegué 5 minutos tarde y me senté al fondo de la sala esperando algo maravilloso…

Acabamos sobre las 2h y teníamos 2 h para comer. Antes habría pensado “¿que se supone que voy a hacer durante 2 horas, estando sola?” En vez de esto, empecé a transformar/ cambiar mi pensamiento. Entonces pensé en todos los pequeños placeres de la vida: Qué bien que tengamos mucho tiempo para comer, no tengo que darme prisa, hace solecito, el solecito me da en la cara y me hace sentir bien. Voy a dar un paseo y aprovecho para conocer este barrio que desconozco. Sonrío por la calle y me siento fenomenal. Voy a encontrar un restaurante maravilloso y disfrutar de una comida deliciosa. Me perdí por las calles y me dejé llevar por mi intuición… en mi camino encuentro a una tienda estupenda: “el jardín de los deseos” y en frente el lugar ( un restaurante italiano) dónde luego iría a comer. Entré en el sitio y me dieron un sitio en la barra con vista al jardín del deseo. 5 minutos más tarde, el restaurante estaba lleno  y con una cola de espera increíble.

Disfruté de una comida increíble, italiana con productos frescos, y camareros muy agradables .Tengo hasta tiempo para leer una revista sobre la felicidad y el

Luego hicimos la última meditación y empecé a notar como estábamos todos conectados y cómo subían las vibraciones. Otro chico empezó a hablar del vórtice y cómo notaba qué la vibración subía y lo veía todo con formas geométricas.. Este chico lleva varios años meditando. Al meditar yo también vi formas geométricas y cómo los cerebros estaban todos conectados en un especie de cuadricula. ¿Coincidencia?

Cada vez me siento mejor. Luego por la noche salí a tomar algo con mis amigos y me llevaron a un bar que no conocía: el bar se llamaba AMOR.

Cada vez me siento alineada con el universo y con lo que realmente soy.

Por todo eso te doy las gracias. A ti Alicia y a ti Universo. Todos estamos en el vórtice.

Gracias, Gracias, Gracias!

Aurore Charpentier

Vinieron Daniela y Monique a Vidaes y celebraron su all love mensual, así que nos llenaron Vidaes de amor. Aquí tienes la prueba

Mi padre vino a buscarme para llevarme a casa y fuimos en su cochazo charlando por teléfono y riéndonos con una prima suya encantadora.

Ya en casa, tuve una charla maravillosa con mi amor y me fui a dormir como una bendita 🙂

Efectivamente, fue un día feliz!

¿Y el tuyo?

¡Cuéntame!

¿No te está pasando que cada vez tus días son más felices?

¿Qué te hizo feliz?

Feliz día

Un abrazo

Alicia

PD: ¿Qué día maravilloso tendremos hoy?

PD2: ¿De qué formas maravillosas la vida nos va a deleitar?

PD3: Mmmm… estoy deseando descubrirlo!