¿Sabes qué?

Ayer fue un día feliz 🙂 ¿te sorprende? ¡Seguro que no!

Porque me quedé maravillada con lo bien que funciona el teléfono de atención al ciudadano. Me solucionaron todo sin tener que moverme de casa, una señora encantadora que me lo contó todo con un cariño impresionante! Y porque me dio muy buenas noticias!

Porque mi madre me hizo una paella (últimamente me están mimando más de lo normal)

Porque, desde la casa de mis padres, se tarda poquísimo en ir en metro a mi trabajo, 15 minutos! Y de camino, me encontré con una tienda de zapatos en liquidación y me compré una súper botas de piel muy bien de precio.

Porque cada vez funciona mejor Vidaes, nos vamos coordinando y sacando lo mejor de nosotras.

Porque en el trabajo hubo mucho movimiento, gente que viene a  cuidarse y a ser más feliz.

Porque yo me cuido en mi trabajo, la clase de yoga fue fantástica para mi espalda.

Porque me cené unas marineras maravillosas (una tapa típica murciana con ensaladilla sobre pan y una anchoa)

Porque encontré una web donde ver la sexta temporada de New girl, una serie divertidísima que te recomiendo.

Porque encontré multitud de grupos de gente feliz donde compartir este reto y hacer que cada vez seamos más!

Por todo esto, y por mucho más, ayer fue un día feliz

¿Y el tuyo?

¿Por qué fue un día feliz?

¡Me muero por saberlo!

Que tengas un feliz día feliz

Un abrazo

Alicia

PD: ¿Seguro que no te quieres venir de puente feliz? Todavía quedan plazas! Inscríbete aquí

PD2: ¿A que molan mis botas?