¡Feliz día!

Otro día feliz, y no me canso de escribirlo, no me canso de compartirlo, disfruto mucho dónde me están llevando estos 100 maravillosos días de felicidad. Si todavía no has empezado, únete, porque te aseguro que vas a elevar tus niveles de felicidad un 200%, y como maravilloso efecto secundario, ¡comenzarás a manifestar más rápidamente tus deseos!

Ayer fue un día delicioso en el que me tomé el mejor desayuno del mundo. Todos los días desayuno lo mismo, tostadas con tomate y aceite. Pero ayer el desayuno me supo extraordinariamente bien. Los tomates estaban deliciosos, las tostadas me salieron a la perfección, y lo aderecé con un poquito de lomo ibérico y queso manchego. Impresionante. La comida me hace muy feliz 😉

Por la mañana disfruté mucho de trabajar en pijama debajo de mi mantita. Ese es el placer más sencillo y delicioso. Trabajo desde el sofá con mi portátil y mis gatitos (tengo 2) se suben en mi tripa y me dan un masaje con sus patitas. Impresionante también.

Recibí la grabación de mi intervención en el crucero de Ley de Atracción. Me muero de ilusión por compartirla! La tienes aquí .

Después me fui en metro al trabajo y decidí andar parte del trayecto, con un sol precioso que disfruté enormemente. “Casualmente” encontré un Decathlon que estaba buscando desde hace un tiempo e hice unas compras para las clases de pilates de Vidaes.

Llegué al trabajo y di un curso de Maestría de Reiki en el que nos lo pasamos fenomenal. Una de las alumnas había traído un champán rosa riquísimo y una tarta de violetas (como esos caramelitos que comíamos cuando éramos pequeños). Así que celebramos a lo grande que era… ¡juernes! Aquí puedes ver nuestra celebración.

Después, una amiga vino a buscarnos y nos fuimos a tomar una cerveza con unos huevos rotos.

¡Día completo!

¿Y tú? ¿Cómo fue tu día?

¡Cuéntanos!

Un abrazote

Alicia