Ayer fue un día feliz porque mis sobris se quedaron a dormir y me despertaron llenos de alegría.

Porque fui al trabajo y me cundió mucho.

Porque hice una entrevista a Vanessa Rivas, coach vibracional que va a dar varios cursos sobre el Círculo de realización personal, una herramienta que me encanta. Fue casi una charla entre amigas (estoy disfrutando esto de las entrevistas)

Tuve una manifestación maravillosa que fue con contraste incluido. Salí a medio día de Vidaes, y cuando estaba fuera, me di cuenta de que me había dejado las llaves. Eso era un problema porque Majo está de vacaciones. Todavía no había llegado a asustarme cuando un señor con un pedazo de cinturón lleno de herramientas pasó delante de mi. Así que salté hacia él y le pedí ayuda. Me abrió la puerta con sus mil herramientas y… solucionado! Me quedé tan contenta, de haber experimentado contraste y solución a la vez. Mereció la pena!!!

Fue un día feliz!!!

¿Y el tuyo? Me encanta que me inspires con tus momentos felices!!!

Un abrazo

Alicia

PD: Ya estoy preparando el súper taller del fin de semana para que llegues pleno al 18

PD2: Me encantará que diseñemos juntos el año nuevo! Inscríbete aquí