Feliz día

Ayer fue un día feliz porque hablé con mi chico al despertarme. Tuvimos un momento precioso de conexión y risas.

Fue un día feliz porque fui a comprar una pequeña cajonera, y encontré la ideal para poner los tés y cafés en Vidaes.

Ayer fue un día feliz porque vi a mi amiga Berta, y nos divertimos mucho.

Fue un día feliz porque me cundió mucho en el trabajo, estuve muy cómoda, ¡y vendí 5 libros! Me encanta cómo llaman la atención de la gente, despertando en ellos una chispita de alegría.

Fue un día feliz porque tuve otro momento de conexión y amor con mis alumnas de yoga. Es increíble porque nunca hablamos, casi no sabemos nada unas de otras, sin embargo, lo que sucede en yoga nos pone en un estado de alegría y celebración. Y cuando soy capaz de sentirlo de verdad, me conmueve.

Y cuando llegué a casa, un ratoncito me había preparado una cena deliciosa, así que fue muy fácil irme a la cama con una sonrisa de oreja a oreja (la conversación con mi chico también ayudó)

¿Y tu día?

¿Cómo fue de feliz?

¡Cuéntanos!

Un abrazo

Alicia

PD: Contigo también siento esa maravillosa conexión, aunque no te vea

PD2: Qué maravillosa es la vida!