¡Feliz día!

Más feliz que el anterior, pero menos feliz que el siguiente. Así es la vida, ¿no?

Ayer fue un día feliz porque me di un respiro tras el día anterior. Porque me sentí bien aceptando dónde estaba y compartiéndolo a los cuatro vientos.

Ayer fue un día feliz porque tuve el apoyo incondicional de Majo, porque trabajamos como un súper equipo y porque disfruté de unos caramelitos deliciosos que me había regalado su mami. No podía parar de comerlos, y te aseguro que son una bomba!

Ayer fue un día feliz porque… atención, que aquí viene la confesión… he decidido irme a vivir a Holanda con mi chico, y estamos organizando todo para que quede todo listo para cuando me vaya.

Y no, no os vais a librar de mi tan fácilmente, porque seguiré viniendo a Vidaes todos los meses para achucharos a todos… ¡prometido!

Soy feliz porque cada vez queda menos, porque veo señales de que es el mejor camino. Prometo que hacía mucho tiempo que no teníamos Vidaes tan lleno y activo! Soy feliz porque sé que los alumnos se quedan en las mejores manos, y porque cuando venga lo voy a disfrutar al máximo.

Soy feliz porque lo puedo compartir, y los alumnos se han alegrado mucho por mi.

Soy feliz porque todo está fluyendo y estoy saltando mis resistencias y miedos (unas veces mejor y otras menos mejor)

Soy feliz porque sé que esto es lo mejor para mi, y por tanto, también será lo mejor para todos.

Soy feliz porque he decidido serlo, y este desafío me está dando el impulso que necesito para llevar mi vida al siguiente nivel de lo que deseo.

Te adoro

Sí, a tí <3

Un abrazo

PD: Cuéntanos por qué fue feliz tu día

PR2: Y prepárate para el impulso que eso dará a tu vida