¡Feliz día!

Ayer fue un día feliz porque disfruté de mi rutina mañanera, es mi momento favorito: meditando, escribiendo mi lista de apreciación, y ahora compartiendo mis días felices contigo.

Fue un día feliz porque fui a trabajar tranquila en metro, hacía sol y tenía la sensación de que iba a ser un día interesante. Y así fue!

Hice una demostración a dos responsables de una empresa para ofrecerles unas jornadas de salud y bienestar, les hice una clase de yoga facial que disfruté mucho y un masaje de reflexología podal y reiki. Salieron encantados, y yo también.

Recibí un mensaje de una alumnamiga a la que adoro y me hizo muy feliz que ya le hayan dado el alta.

Estuvo súper divertido un mensaje que me escribió una chica en Facebook por el post de ayer, porque me vio en el metro haciéndome la foto que puse en el post. ¡Qué casualidad! Mis días felices están llegando más lejos de lo que creía…

Fue un día feliz porque hice dos sesiones maravillosas con gente impresionante que me enseña e inspira. Un chico me contó que era sinestésico, y que veía la música y podía saborear las palabras. Guau!!!

Disfruté mucho con todos los que vinieron a vernos, con Majo y con Félix, y me dio mucha alegría que ya no tenga muleta.

Fui a firmar el contrato de alquiler de mi casa ¡y me encantan mis inquilinos! Son encantadores y estoy segura de que cuidarán mucho mi hogar.

Llegué a casa y disfruté de una deliciosa cena en estupenda compañía, y disfruté viendo la peli de Gatsby y me quedé frita.

¿Y el tuyo?

Comparte tu alegría

Un abrazo

Alicia

PD: Seguimos con el paso más importante de escuela de felicidad, “Reconcíliate con dónde estás”

PD2: Y la primera clase es gratuita. Sólo tienes que llamarnos al 913275346 para apuntarte. Vente!