¡Feliz día!

Ayer escribí mi día feliz pero al subirme en el avión se me perdió en el cibersepacio. Al principio me molesté (porque me había quedado muy bonito) y luego pensé: una nueva oportunidad de revivir mi día feliz! Así que aquí van:

Día 91:

Fue un día feliz porque era sábado, porque nos despertamos sin prisas, y porque fuimos al mercado de Den Bosch. Llovía, pero todo estaba precioso. Y es que me encantan los mercados al aire libre, llenos de colores y sabores. Fue feliz el momento en el que nos encontramos una tienda llamada feliz 🙂 Así que ya teníamos la foto!

Fue un día feliz porque compré quedo apestosito para mi padre y arenques para mi hermano. Sé que se van a poner muy contentos cuando se lo lleve.

Fue un día feliz porque encontramos una tienda en liquidación donde vendían mi bayeta preferida para limpiar el baño (jajajaj, la belleza de las pequeñas cosas)

Fue un día feliz porque cenamos una raclette con queso, verduras, carne y pescado, aunque yo el pescado me lo como crudo.

Fue un día feliz porque mis gatitos y yo nos estamos acostumbrando a nuestro nuevo hogar.

Día 92

Fue un día feliz porque nos despertamos nevando con unos copos impresionantes, fue otro día relajado de muchas risas con Patrick. Desayunamos croissants deliciosos y seguimos haciendo arreglos en la casa, que está quedando cada vez más bonita.

Fue un día feliz porque me hacía ilusión volver a Madrid y también me quería quedar. Así que eso me daba una sensación de ganancia.

Fuimos al aeropuerto y todo fue súper fácil, me tomé un chocolate delicioso mientras esperaba, y me encantó seguir escribiendo mi segundo libro. En un momento me dio un ataque de tos y un chico muy agradable me acercó un chicle, así que la tos se me pasó.

Me encantó ver Madrid iluminada de noche, me hizo ilusión reencontrarme con ella.

Mi padre vino a recogerme al aeropuerto y mi madre se alegró mucho de verme.

¡Fueron dos días felices!

¿Y tú?

Cuéntanos!

Un abrazo!

Alicia

PD: Hoy voy a ser feliz bailando en la Escuela de felicidad

PD2: Me encanta volver al trabajo feliz