Ayer fue un día feliz porque comenzaba el Curso de Terapeuta de Vidaes, y 7 mujeres poderosas y llenas de talento se reunieron para compartir aprendizaje y sabiduría. Se oyeron frases como… “Me encantas”, “Eres la leche”, “Estás llena de brillo y belleza”. Unas apreciándose a las otras, no buscando la competición, sino el aprecio e inspiración mutua. Fue un día feliz e intenso de aprendizaje, así que estoy muy contenta con el resultado.

Me hizo feliz compartir con ellas todo lo que sé, y estoy segura de que van a ser unas terapeutas asombrosas. Me encantó que una señora pasó a preguntar, y le ofrecí una sesión de Reiki gratis, aceptó y compartió su proceso con todas nosotras.

Y lo que más feliz me hizo fue que recibí una sesión deliciosísima de reiki de una de las alumnas. Mi cuerpo se sentí maravilloso, dejé ir algunos recuerdos del pasado y me sentí ligera y cuidada.

Al salir nos encontramos con un artista que nos hacía animales con papel aluminio y flores con nuestros colores favoritos. Fue divertido charlar con él y ver como disfruta con lo que hace.

Fui a casa y me estaban esperando mis sobrinitos, así que nos pusimos a cenar y a jugar. Y Mateo me dio un masaje.

Fue un día largo… ¡y feliz!

Un abrazote

Alicia

¿Y tú?

¿Qué te hizo feliz?

¡Comparte!

PD: Sólo quedan dos días del desafío, lo conseguí!

PD2: Y el lunes tenemos Escuela de Felicidad otra vez, vente a celebrar!