El lunes pasado en la Escuela de Felicidad la lié. Después de la meditación que siempre hacemos al principio de la clase, acababa de explicar a los alumnos la teoría sobre como caminar hacia lo deseado, encontrando la esencia de lo deseado en el momento presente. Tocaba hacer el ejercicio que apoya la teoría, y yo, como siempre, también lo hice. Al practicarlo, me di cuenta de que estaba haciendo lo contrario de lo que enseño, ¡lo absolutamente opuesto!

Mi deseo es pasar más tiempo con mi pareja para sentirme tranquila, querida y acompañada. Y para conseguirlo, estaba dejando de hacer cosas que me hacen sentirme tranquila, querida y acompañada. Lo bueno fue que, con el ambiente tan buenísimo que tenemos en la escuela me sentí tranquila, querida y acompañada a pesar de haberme equivocado. Y el milagro (que en realidad es un cambio de percepción) sucedió.

¿Cómo puede ser que no me diera cuenta? ¡Si yo enseño esto!

Pues sí, la mente puede ir en distintas direcciones cada vez. En un momento tengo clarísimo que ser feliz es la base del éxito y otras veces pienso que tengo que dejar de ser feliz y esforzarme para que llegue el éxito y la felicidad en el futuro. Líos de la mente. ¿Y qué genera eso?

Escasez

O mejor dicho, abundancia de escasez.

O mejor todavía, abundancia de lo deseado y abundancia de lo no deseado al mismo tiempo.

Es por esto que me dedico a lo que me dedico, para recordármelo mientras lo enseño. Y, cuando se me olvida, me doy sorpresas como ésta.

¿Y cuál es la mejor forma de que no se te olvide lo que deseas?

Celebrándolo

La celebración es el propulsor de lo deseado. Es el mejor generador de abundancia. Y no sólo puedes celebrar tus éxitos, también los de los demás, los que todavía no han llegado y los que ni te imaginas que están por llegar.

Y aquí viene mi propuesta:

  1. Te propongo que celebres hoy lo bueno que te suceda, ¡aunque sean cosas pequeñas!
  2. Te propongo que celebres hoy los éxitos de los demás, eso los hará también tuyos
  3. Te propongo que celebres lo que todavía no ha llegado, pero que sientas la ilusión porque, muy pronto, llegará.

Y hoy voy a predicar con mi ejemplo y voy a celebrar contigo que:

  1. Mi libro está corrigiéndose y en un día y 5 horas lo recibiré.
  2. El domingo me voy a Nueva York a un retiro de Emprendedores altamente sensibles.
  3. Ya hemos abierto las inscripciones para el próximo fin de semana inolvidable en el puente de diciembre en un hotel impresionante en Castellón. Y el tema de este retiro es… ¡la celebración!
  4. Que mi yo interior está más presente que nunca, y me está guiando a ser tan feliz como quiero.
  5. Que hoy me siento tranquila, querida y acompañada
  6. Que el sábado tenemos mi taller preferido, Activa tu abundancia y vamos a celebrar juntos la abundancia mientras hacemos milagros (cambios de percepción impresionantes)
  7. Que me siento plenamente conectada contigo, aunque no te vea, siento tu corazón vibrar junto al mío, y nuestras almas están juntas de fiesta.
  8. Que tengo la certeza de que cada vez hay más personas conscientemente felices, y estoy segura de que eres una de ellas.
  9. Tus éxitos, tus victorias, tus deseos logrados, tu abundancia, y ¡todo lo que está por venir para ti!

 

Y ahora es tu turno, ¿qué celebras tú? ¿qué deseas que crezca en tu vida? ¿de qué quieres tener abundancia?

Pon un comentario debajo y ¡que siga la fiesta!

Un abrazo gigante

Que tengas un día, semana y mes impresionantes.

PD: Y mil gracias por estar ahí, lo aprecio muchísimo

PD2: Yo seguiré por aquí, celebrando la Vida con todos los que quieran venir a la fiesta