saltandopeque

Lo mejor de mi mundo es su variedad.

Mi mundo es un mundo de texturas y colores.

Es variado, rico, lleno de posibilidades. Es un mundo de contrastes, donde todos somos distintos y percibimos la realidad de diversas maneras. Hay millones de puntos de vista únicos y variados, que enriquecen aún más la variedad que nuestro planeta nos regala. Es un mundo de contrastes: con altos y bajos, frío y caliente, día y noche, vacío y plenitud, nacimiento y muerte…

Esos contrastes se combinan y crean nuevas posibilidades únicas, y cada posibilidad única puede ser vista desde tantos ángulos diferentes, con multitud de perspectivas.

Mi mundo es abundante, variado e infinito.

Y me gusta que así sea, ya que puedo encontrar lo que deseo en cualquier parte, sólo mirando en la dirección adecuada: puedo usar mi visión de conjunto, visión en detalle, fijarme en los colores, en los olores, en los sabores, en las emociones, en los pensamientos innovadores, en reflexiones profundas…

Como nos recomienda Oscar Wilde en el Retrato de Dorian Grey “Curar el alma por medio de los sentidos y los sentidos por medio del alma”. Tu vida interior enriqueciendo a la exterior y tu vida exterior mejorando la interior. Un círculo virtuoso que mejorará sin duda tu experiencia vital.

Yo ya lo estoy practicando, y lo mejor de mi mundo es el mundo en sí mismo, que me muestra lo mejor de mi misma.

Y para ti, ¿qué es lo mejor de tu mundo?