alicia-ley de atraccion

Ya he aterrizado oficialmente tras el crucero de la Ley de Atracción en Europa, ya estoy preparada para compartir mi experiencia contigo. Ha sido maravilloso rodear nuestro país con Esther Hicks y  las personas más inspiradoras de este planeta.

Al viajar con gente de todo el mundo, he logrado ver nuestro país con otros ojos, llenos de aprecio por nuestra maravillosa gastronomía, rica cultura y sorprendentes paisajes. Nunca había disfrutado tanto de un tinto de verano, o de ver una despedida de soltero por la calle. ¡Los americanos nos adoran!

Y personalmente me he permitido vivir desde una nueva perspectiva más fácil, amistosa y libre, poniendo mi bienestar como absoluta prioridad. Durante el crucero, cuando intentaba conseguir que algo funcionara de determinada manera (hacer una excursión o quedar con alguien en concreto), me sentía mal y salía todo al revés. Así que en ese momento, me retiraba unos minutos, meditaba, o simplemente me conectaba conmigo y con mi sensación de libertad, y cuando salía al mundo exterior, me encontraba con las personas ideales para co-crear el mejor día de los posibles, yendo a los sitios más preciosos y sorprendentes y disfrutando de las conversaciones más interesantes.

Incluso un día me encontré a Esther Hicks ¡3 veces! Y te aseguro que no es nada común. Tengo fotos para demostrarlo 😉

2016-09-09-photo-00000869         14438879_10154034495787861_1144510030_o

Este ha sido un aprendizaje imborrable, que existe un camino fácil para vivir, y soy libre para caminarlo. Es un camino que yo decido a cada momento, guiándome por lo que me hace sentir bien, porque mi bienestar es mi mejor indicativo hacia aquello que deseo.

Y con este conocimiento absoluto, aterricé en mi vida diaria y…  ploff! volví al patrón antiguo, a la preocupación, a los “deberías”, a conseguir que las cosas funcionen…

Experimenté bastante contraste, y un gran catarro como consecuencia.

Hasta que he decidido vivir de acuerdo con mi nuevo valor de libertad, siguiendo mi corazón, confiando que, igual que funcionaba en el crucero, funcionará fuera de él, sabiendo que mi yo interior sabe exactamente donde estoy y lo que deseo, y cual es el camino más fácil y placentero para lograrlo. Así que yo no necesito preocuparme de nada, sólo ocuparme de escuchar mi sistema de guía y tener el valor de actuar en consecuencia.

Somos seres en constante expansión, con nuevas preferencias, y a veces a pesar de esa expansión seguimos haciendo las cosas de la misma manera, pensando los mismos pensamientos cuando la vida nos ha inspirado a tener unos nuevos. Eso nos hace sentir prisioneros y con la necesidad de cambiar “las cosas” cuando lo más sencillo es cambiar nuestros pensamientos y comportamientos antiguos.

Así que te propongo que alcances a tu versión expandida y te permitas ser y vivir aquello en lo que ya te has convertido. Sólo tienes que darte un respiro…

¿Como lo haces?

Aquí va mi propuesta:

  1. Date un respiro
  2.  Respira profundamente un par de veces
  3. Piensa en lo que quieres y en como quieres sentirte
  4. Pregúntate cual es la siguiente acción inspirada
  5. Atrévete y llévala a cabo escuchando como te sientes en el proceso

Vive la libertad de ser quien eres, no hay nada más que tengas que hacer.

Me encantará escuchar tu opinión y tu experiencia con mi propuesta de hoy.

Y tú, ¿cómo vives tu libertad?

Comparte en los comentarios abajo.

Y si quieres sentirte más libre, te recomiendo que vengas a el taller que te tengo preparado, donde explicaré paso a paso como vivir en mayor libertad y practicarás con nuevas herramientas que te ayudarán a sentirte, pensar y vivir más libre.

Inscríbete al taller aquí.

…Lo peor de un crucero de la Ley de Atracción es que ya no hay vuelta atrás, la vida te muestra lo mejor de sí misma y ya no puedes conformarte con menos. La libertad que experimentas allí te hace ver que así es como se supone que debemos vivir, así que llevas esa libertad al resto de tu vida.

Bien mirado, tampoco está tan mal…

¿Y sabes qué? El año que viene sale un crucero desde Barcelona, y algún crucero inolvidable está de camino, ya verás 😉

¡Que tengas una feliz y libre semana!

Foto de portada por el magnífico Michael Cuffe para Abraham-Hicks