Captura de pantalla 2016-02-26 a las 10.58.43

Ayer hablaba con una maravillosa amiga por teléfono, es una entusiasmada del voluntariado, le encanta irse a India a colaborar en una escuela, organiza mercadillos para sacar dinero para la escuela y otros proyectos, sale por las noches a dar café caliente, abrigo y cariño a los sin techo en Madrid.

Básicamente se siente realizada cuando contribuye a que este sea un mundo mejor.

Ella dejó su trabajo fijo hace unos meses para estudiar trabajo social, decisión que, en principio, su entorno (yo incluida, he de reconocerlo) no entendió muy bien. Pero ella siguió su firme deseo de formarse para trabajar en aquello que le entusiasma, más que mantenerse en la comodidad de un trabajo fijo. Y se fue con buenas condiciones.

Bueno, pues su antigua empresa la han cerrado de un día para otro (el dueño era un empresario corrupto que ahora han encarcelado) y los empleados se han ido sin indemnización y sin tiempo para hacer un plan.

Ayer me decía: “¡Que iluminada estuve ese día que decidí apostar por mis sueños e irme de allí!

Y es que ese deseo poderoso que tienes es una fuente de inspiración, un mensaje de la fuente, es todo tu sistema indicándote cual es el mejor camino para ti. Y cuando te atreves a dejarte guiar por él, la magia sucede.

Y puede que ahora estés pensando, “Sí, claro. Si cada vez que suena el despertador por la mañana me dejo llevar por el deseo de no ir a trabajar, me va a ir bonito…”

Así que aquí tienes unos trucos:

1. Un deseo puro e inspirado nunca empieza por NO, así que no te dejes llevar por el “no deseo”
2. Si comienza por SÍ, asegúrate que es un deseo sencillo (no algo que llevas deseando toda la vida) déjate llevar por él primero en tu mente: imagínalo, disfrútalo, siéntelo. Durante tanto tiempo como puedas. Tanto tiempo que no necesites cambiar la realidad para conseguirlo, porque es YA es realidad en tu interior.
3. Practica la acción inspirada, con pequeñas cosas al principio. Siempre que puedas, haz aquello que más te apetezca hacer.
4. Y el resto sucede sólo.

¡Ya me contarás!

PD: Por cierto, a Sudipto, uno de los niños de la escuela de India se le ha detectado un tumor cerebral y necesita una operación urgente, la familia ha recaudado algo de dinero, y les faltan 2000 € para poder hacerla. Si puedes colaborar con algo, lo que sea, Sudipto y su familia estarán muy felices. Este es el número de cuenta de la Caixa: ES37 2100 7372 14 2100016924 ASOC Unimundi www.mundosunidos.org