100 días abundantes. Día 38


Ayer fue un día abundante.
Porque fue sábado!
Porque nos despertamos con todo todisimo el tiempo del mundo. Porque teníamos planes y la libertad de adaptarlos a nuestro flow.
Porque patrick me preparo un zumo de naranja natural, con huevos benedictinos con salmon. Delicioso!
Porque fuimos a la playa y salió el sol justo cuando llegamos.
Porque había abundante gente jugando, haciendo deporte, paseando… había muchísimos chiringuitos, y encontramos una gigantisma escultura de arena como conmemoración de los 200 años de la ciudad. Círculos concéntricos hechos con montañas de arena y gente corriendo arriba y abajo hasta encontrar el centro.
Fue un día abundante porque comimos en un hindú con vistas al mar, un pad Thai absolutamente delicioso.Porque disfruté muchísimo de la compañía de mi amor.
Porque luego fuimos a casa de una amiga para celebrar el cumpleaños de otra. Fue muy divertido y hubo tartas, confeti, serpentinas y matasuegras.
Porque reímos muchísimo y llegamos tardisimo a casa, y, como dos adolescentes, se nos ocurrió a la vez ver un episodio de un documental al que estamos enganchados antes de ir a dormir.
Deliciosamente abundante.
Y el tuyo?
Comparte tu abundancia, te prometo que se multiplica!
Un abrazo gigante
Alicia
PD: ¿alguna vez has tenido la sensación de que lo tienes todo?
PD2: ¿y te ha aparecido miedo a perderlo?
PD3: mañana te cuento lo que me ha pasado a mi con este tema.

About the autor:

Deje su comentario