El masaje con pindas, también llamado masaje sabaí, es un masaje muy relajante y agradable. Se realiza con unos saquitos o bolsas de tela, rellenos con hierbas aromáticas y/o medicinales. Estos saquitos se calientan al vapor  y se aplican sobre la piel untada en aceite.

20160221_140344

Tiene su origen en la India, en la medicina ayurveda, la finalidad de esta medicina es el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu. La medicina ayurveda es uno de los sistemas médicos vigentes más antiguos del mundo.

Una sesión de masaje con pindas dura una hora. En la que el cliente se tumba en una camilla en ropa interior. Durante la sesión se utiliza música suave mientras se realizan presiones fuertes y a la vez ligeras y armoniosas con las pindas sobre todo el cuerpo, aplicando aceite para facilitar el deslizamiento de los saquitos sobre la piel. Las pindas se aplican calientes, proporcionando una sensación de recogimiento y paz en la persona.

Es un masaje ideal para desconectar, relajarse y dejarse envolver por los aromas que emanan las hierbas y aceites empleados.  Sin duda un placer para todos los sentidos, produciendo una gran sensación de bienestar

Aunque dependiendo de las hierbas y aceites que empleemos en el masaje los efectos pueden variar. Generalmente en el masaje con pindas se producen entre otros, los siguientes efectos:

  • Activa la circulación, eliminando así partículas de desecho y toxinas.
  • Produce una sudoración natural, que nutre la piel.
  • Alivia el estrés, ayudando a despeja y calmar la mente.
  • La intención principal es darle al cuerpo un estado de tranquilidad y descanso.

Después de la sesión la sensación de calma y paz interior generan una agradable sensación de bienestar para el cuerpo y la mente.

Si quieres saber mas sobre pindas y nuestros cursos pincha aquí