Ayer fue un día demasiado intenso y feliz. ¡Fue el gran día! No recuerdo muy bien lo que pasó. Todo el día disfruté de preparar la presentación de mi libro, de reír con mi chico, de comer una comida deliciosa (cuando estamos juntos, la comida sabe mejor 😉 )

Me hizo feliz prepararlo todo junto con Majo, y cuando estábamos en medio del jaleo llegó una alumna preciosa, Elena porque no podía asistir a la presentación, pero quería su libro firmado. Me hizo tremendamente feliz la ilusión que tenía por tener el libro, y cómo se alegraba por mi de mi éxito.

Luego vinieron mis haditas preciosas (son las de la foto) y me dieron una de sus sorpresas. Me escondieron en una sala y cuando salí había salido un muñeco de nieve customizado con mi libro. ¡Sois las mejores! Y me encanta teneros en mi vida.

Me hizo inmensamente feliz también, que Ionela, diera su primera meditación holísitica.

Me hizo feliz ver a mis sobrinos correteando por Vidaes, llenos de vida y alegría.

Y me hizo inmensamente feliz que más de 50 personas se acercaran a celebrar este momento tan importante conmigo. Amigos, familia y clientes convertidos en amigos vinieron a celebrar esta fiesta de la felicidad.

Me hizo feliz la energía que se creó, la apertura, el amor que se respiraba, la ilusión… Me hizo feliz que me mostré como realmente soy y que había un montón de amor para recibirme. Me hizo feliz tener el apoyo de todos, la quiche de Aurore, la cola de una hora para recibir la firma del libro, todos los halagos, todas las historias de éxito, los vídeos de presentadores descojonaos de Carlos, la señora a la que no le interesaba mucho la felicidad pero que pasaba por ahí, mi escéptico padre escuchándome y la cara de orgullo de mi madre, los niños jugando, amigos que hace tiempo no veía, amigos de siempre, personas que han llenado mi corazón y son la razón de que haya escrito el libro.

Tengo mi corazón repleto de todos esos momentos, y puedo prometer y prometo que ayer fue un día feliz.

Y te deseo lo mismo para ti hoy.

Un abrazo gigante.

Y tú, ¿qué te hizo feliz a ti?

¡Cuéntanos! Estoy deseando escuchar

Un abrazo

Alicia

PD: Cuando lo integre todo, te lo contaré mejor

PD: Tanto si estuviste físicamente como si no estuviste físicamente, estuviste!