Fueron días felices porque…

¡Terminé de desempaquetar mis cosas! Ahora tengo todo colocado y perfecto

Terminamos nuestro rincón chill out y disfrutamos de él todos, ¡hasta los gatitos! Hemos comprado un colchón grande, lo hemos puesto en el suelo con una colcha súper suave, millones de cojines, unas orquídeas, la mantita que me hizo mi mami y… ¡listo! El rincón ideal para relajarse 🙂

Estuve haciendo cuajada, tenía algo de morriña, y la cuajada siempre ayuda!

Hice pan, pero no me salió muy bien, le he vuelto a dar un calentón a ver si se arregla, pero no creo! Lo importante es que me divertí mucho haciéndolo!

También me deleité con unos poffertjes (la comida siempre me hace feliz)

Disfruté de tiempo con mi chico, hablando con mis amigos, ¡y recibí una sorpresa! ¡Mi primera carta en mi nueva casa. Me hizo muchísima ilusión! Mi regalo de cumpleaños ha llegado hasta Holanda! Un masaje con piedras calientes delicioso que  me va a sentar de lujo, estoy segura <3

Este es un momento de paso 1 (como diría Abraham). Ya he conseguido atraer a mi experiencia lo que deseaba. Mi situación vital ha cambiado, y por eso, vivo momentos en los que me encuentro con cosas deseadas y también me encuentro con cosas no deseadas. Hay momentos en que echo de menos lo que tenía, y son necesarios para crear lo que tendré. Me hace realmente feliz saber esto, y mantenerme enfocada en lo que deseo, para seguir modelando mi vida. Ya sabía que esto iba a pasar, no hay nada que pueda hacerme feliz para siempre, ¡sólo yo! Con mi tenacidad, libertad y capacidad de selección entre todas las experiencias me convierto en una creadora mucho más efectiva. Y esto me hace feliz 🙂

¿Y tú?

¿Cómo te ha ido tu día feliz?

Un abrazote

Alicia

PD: Y el domingo vuelvo!

PD2: Así que el lunes estaré en la Escuela de Felicidad transformando aquello que no deseamos en lo que deseamos. Escríbenos un mail a info@vidaes.es si quieres venir. La primera clase es gratuita!