Esta es una creencia que acabo de incorporar a mi arsenal de creencias beneficiosas, y el proceso de incorporación te va a encantar (por lo menos a mi sí)

Esta mañana, recordando una conversación con mi pareja, me he dado cuenta de que él siempre supera mis expectativas, va más allá de mis resistencias y dudas y me regala el amor más puro y constante que jamás haya imaginado. Si no me siento bien y estoy dudando de su amor o su compromiso, esperando que me de una respuesta que confirme mis dudas, él, de una forma delicadamente poderosa, me devuelve un torrente de amor puro e incondicional que me sorprende agradablemente.

Un momento, por lo que sé de la Ley de Atracción, nada puede superar mis expectativas al respecto, entonces… ¿cómo es posible esto?

Y he encontrado la respuesta: Porque mis expectativas sobre mi pareja tienen una grandísima trayectoria, se establecieron hace mucho mucho tiempo, cuando yo no tenía las resistencias que tengo ahora. ¡Guau! Esta respuesta me ha dado una perspectiva muchísimo más amplia sobre quién soy y de lo que soy capaz.

Mi pareja supera mis expectativas presentes porque mis expectativas son mucho mayores de lo que yo soy capaz de ver. Y como el creador tiene que ser mayor que lo creado, yo, la creadora de las expectativas también soy mucho mayor de lo que creo ser.

Entonces, esto es posible con todos los aspectos de mi vida. Y me he dicho mentalmente: “La vida supera mis expectativas”, “Mi trabajo, supera mis expectativas”, “Mis amigos superan mis expectativas”, “Mis ingresos superan mis expectativas”. ¡Y esas afirmaciones se sienten tremendamente bien!

Practicar esta visión es una forma sencillísima de ampliar mi sistema de creencias hacia unas mucho más beneficiosas para mi. Es una manera de abrir mi mente a las creencias que mi ser interior tiene sobre mi vida.

¿Qué te parece?

¿Te apetece probar?

Aquí tienes cómo:

  1. Busca un aspecto de tu vida que funcione muy bien (trabajo, amor, salud, amistad, finanzas…)
  2. Recuerda algún momento en el que te hayas sorprendido en ese aspecto. Ese momento en el que la realidad supera lo que esperas de ella.
  3. Pregúntate de dónde vienen las expectativas que hicieron esa sorpresa posible.
  4. Aduéñate de esa perspectiva, reconócela como tuya, aceptando que eres mayor de lo que creías.
  5. Genera una nueva creencia, la mía es “La vida supera mis expectativas”
  6. Aplica esta nueva creencia a todos los aspectos de tu vida que quieras.

Cuéntame cómo te funciona, y si tienes tu propia forma de ampliar tus creencias, ¡me encantará leerte!

¡Tenemos más ayuda de la que creemos!

Que tengas un feliz fin de semana

Alicia

PD: Y si quieres seguir practicando esta comunicación con tu yo interior, te invito a que le eches un vistazo a este curso

PD2: Tú también superas mis expectativas, eres más sabio, más poderoso y estás más comprometido con tu felicidad de lo que jamás haya podido imaginar <3

PD3: ¿Y quieres ayudarnos a seguir impulsando vidas? Puedes votar por nosotros aquí, ¡sólo es medio minuto!