Esta meditación era que que realizaba Mikao Usui antes de cada sesión de reiki, es una meditación que ayuda a conectarte con la energía reiki y puede ayudarte además a concentrar y relajar tu mente.

Puedes realizarla antes de dar tu sesión o bien en cualquier momento que la necesites, te ayudará a recargarte de energía y a relajarte y sentirte en armonía.

Aquí te voy a enseñar a realizarla por si no la has hecho nunca. Es una meditación muy bonita que se puede realizar en solitario o en grupo, en este último caso la energía que se mueve es más intensa.

Para comenzar vas a buscar una posición cómoda y vas a colocar tus manos en plegaria a la altura del corazón en lo que llamamos posición Gassho y cierra tus ojos.

Poco a poco comienza a tomar contacto con tu respiración, presta atención a como entra y sale el aire de tu cuerpo.

Ve escaneando tu cuerpo de pies a cabeza y con la ayuda de la respiración vas relajando cada parte de tu cuerpo.

Imagina que el aire que respiras entra por tu coronilla y sale por la base de tu columna.

Presta atención al contacto de tus dedos corazón uno contra el otro y con la ayuda de la inspiración y la exhalación los vas a conectar y soltar ( cada vez que inspiras los presionas suavemente entre sí y cuando exhalas los relajas)

Continúa así…

Puedes imaginar también que cuando respiras por tu coronilla entra luz a través de ella y con la exhalación sale por la base de tu columna.

Tomate para esta meditación todo el tiempo que necesites y poco a poco ve despertando tu cuerpo y volviendo al espacio en el que te encuentras.

Haz una pequeña reverencia con las manos en posición Gassho (manos en plegaria) y agradece la energía que has recibido.

Espero que disfrutes mucho de esta meditación y de la energía reiki que es tan maravillosa. Que tengas un gran día!

Malena