Esta ha sido una manifestación deliciosamente larga. Y quiero contártela. En este blogpost te cuento el principio de la historia con más detalle.

Comenzó a principios del 2015, un año nuevo, en un taller que hago todos los años llamado Pleno al año nuevo. En el taller hice un panel de visualización en el que puse una foto de un libro de Lonely planet que se llama El mundo, porque tenía una frase así como “Un libro, un mundo de posibilidades”. Yo quería escribir un libro, así que esa me pareció muy buena metáfora. Quería poner en orden todo lo que había aprendido hasta el momento, para mi y también para mi padre, que todavía no entendía por qué había dejado de ser podóloga. Yo simplemente seguí con mi vida.

A principios de 2016, me encontré un regalo en mi escritorio de una alumnamiga maravillosa, ¡era ese mismo libro! Una guía de viaje del mundo entero, y, para mi, un símbolo de que iba por muy buen camino.

A principios de 2017, hice un curso online llamado Ser feliz ¡ya! que tuvo una acogida estupenda. Así que pensé… ¿y si pongo todos mis conocimientos en un libro?  En agosto decidí recluirme en Holanda unas semanas para escribir por fin mi libro con ayuda inestimable de Majo, que me animaba y hacía las correcciones.

Sabía que iba por buen camino cuando le dejé el manuscrito a mi escéptico padre y me dijo:

“Este no es un libro para leer, sino para vivir, reflexionar y revisar una y otra vez”.

Me dejó con la boca abierta, ¡antes no creía en lo que hacía! Sólo con eso, mi libro ya había cumplido su cometido.

A finales de 2017 ya tenía mi libro publicado, tan fácil… ¡casi sin darme cuenta! Y el libro llegó a número 1 en Amazon en las primeras semanas de publicación.

Entonces recibí un mail de una editora que estaba interesada en mi libro porque lo había visto en Amazon. Trabaja para Aguilar, de Penguin Random House, ¡el mayor grupo editorial del mudo! Con toda la alegría del mundo, se lo envié y le encantó. Nos escribimos unas cuantas veces hasta que me dijo: “Lo siento, hay gente en la editorial que está de acuerdo en publicarlo y gente que no, haré lo que pueda para convencerles, pero no te prometo nada.”

Paralelamente, recibí una llamada para participar en un programa de radio para hablar de las 5 claves de la felicidad. El programa era el día siguiente y yo, casualmente ese día volaba a Madrid. Tuve la idea de llevarme 4 copias del libro para regalar a los compañeros del programa. Uno de ellos me comentó que había publicado un libro, con Penguin Random House, y bromeamos con que le iba a mandar un selfie a su editor con mi libro.

Mientras esperaba respuesta de la editorial, un día, decidí que tampoco pasaba nada si no publicaba un libro con la mayor editorial del mundo, con una modestita también me valía. Solté la resistencia y sentí la inspiración de realizar un dossier sobre mi libro y lo envié a Aguilar y a otras editoriales.

Ese mismo día me escribe la editora pidiéndome una reunión para el día siguiente. Casualmente, yo iba a Madrid ese día. En la reunión me encontré con Ana, mi editora, una chica maravillosa con quien conecté de inmediato, y Gonzalo, el editor del chico que conocí en la radio. Gonzalo al principio tenía sus reservas con respecto a mi libro, pero, al final no pudo evitar contagiarse del entusiasmo de Ana.

Y, para terminar esta historia de manifestaciones maravillosas perfectamente orquestadas, el contrato me llegó para su firma en la maravillosa isla de Mykonos, mientras estaba en un maravilloso crucero donde más de 1000 personas aprendemos y practicamos sobre la Ley de Atracción.

Y un par de días después, tuve la oportunidad de ser elegida entre más de 1000 personas para subir al escenario a hablar con Abraham-Hicks sobre este precioso proceso y el inmenso potencial de mi libro.

Sólo puedo decir ¡guau!

Es impresionante la perfecta orquestación de todo lo sucedido, cuanta alegría me ha aportado. Me siento tremendamente agradecida por cada paso del camino. Lo he disfrutado muchísimo, y ahora lo voy a seguir disfrutando, cada vez más.

Así que hoy te propongo que sueñes, que te olvides de tus sueños y sólo te ocupes de vivir la vida más feliz que puedas a cada momento. Así dejarás espacio a que tu guía interior te lleve por los caminos más maravillosos jamás imaginados. Y el camino será tan satisfactorio como el destino.

Así que:

-Sueña, y sueña grande. Desea lo que se te ocurra. Pregúntate ¿No sería maravilloso si…?

-Deja que el sueño se vaya y céntrate 100% en la maravilla de lo que estás viviendo

-De vez en cuando, pregúntate que cosas de lo que hoy tienes, las deseaste con fervor en el pasado.

Prueba, y cuéntame cómo te funciona, y si te ha servido esta larga historia que te he compartido hoy.

Y, ¿qué manifestaciones has logrado atraer a tu vida?

¿Qué has logrado a base de felicidad?

Un abrazo inmenso

Alicia

PD: Otra de las señales es que veía pingüinos por todos los lados

PD2: Y los pingüinos son mis animales favoritos!