Ayer fue un día abundante, ¡por supuesto!

Porque me desayuné dos enormes tostadas con tomate y aceite de oliva de mi pueblo. Y lo mejor de todo es que desayunamos en el jardín, hacía un día precioso y calurosísimo.

Porque fue un día muy productivo en el trabajo. Grabé unas meditaciones para un evento de Meditación y Mastermind que tengo en una empresa el lunes.

Porque tenía la sensación maravillosa del día anterior en la playa, cuando lo vuelvo a recordar para compartirlo en el blog es como si lo viviera.

Porque teníamos la comida hecha!

Porque pedí recomendaciones para terapeutas de shiatsu y tailandés y mucha gente me ayudó.

Porque al terminar de trabajar nos fuimos a dar un paseo con la bici, y hacía un sol precioso. El césped estaba tan verde que parecía casi irreal. Estaba todo demasiado bonito, la ciudad brillaba como si fuera de un cuento.

Nos fuimos a tomar algo a una terraza, y elegí abundantemente mal!!! Un combinado que se estaba tomando la chica de al lado y parecía divertido, pero sabía a rayos! Y tenía tantos tropezones de anís que se me durmió la lengua. Como dice Patrick “First world problems”, problemas del primer mundo, es decir, que me gusta que mi mayor problema del día fuera que la bebida estuviera asquerosa 😉

Y Majo me dijo que había encontrado una herramienta para la ley nueva de protección de datos que nos va a ahorrar dinero y quebraderos de cabeza. Jaramillón, vales un… montón! 😉

Volvimos a casa en bici, y como estaba cansada, Patrick me iba empujando, todo un caballero. La verdad es que me siento súper afortunada de que esté en mi vida <3

Vimos un poquito la película de Piense y hágase rico, y digo un poquito porque me quedé dormida, y hemos dormido como angelitos!

¿Cómo fue tu día?

Cuéntanos

Un abrazo!

PD: Estoy pensando que podíamos hacer un Cine fórum en Vidaes con la película de Piense y hágase rico

PD2: ¿Te apetecería? Si es así, dime y lo organizamos!!