Ayer fue un día abundantemente creativo.

Disfruté de la abundancia de sol al despertarme.

Me deleité con un desayuno abundante y delicioso con tomates españoles, ¡todavía me quedan un montón!

Mis gatitos siguieron explorando el jardín: han vivido en un piso toda su vida, y están ilusionados y asustados a partes iguales. Son lindísimos y están muy felices en su nuevo hábitat.

Tuve mi reunión diaria y productiva con Majo, que es un imán de la abundancia, ¡la de cosas nuevas y maravillosas que nos están proponiendo últimamente gracias a ella!

Me entretuve con abundante trabajo creativo y maravillosos proyectos. Tantos que se nos están solapando. Vamos a tener en mayo 1 semana de la salud y el bienestar en dos empresas distintas, ¡y me siento súper confiada de que lo lograremos fácilmente!

Por un lado me contó Majo que se habían acabado mis libros en el Almazen natural y que había que reponer, cosa que me alegró muchísimo. Y me escribieron del Jardín del libro que ya tienen mi libro y CD de meditación en su plataforma. Si no puedes pasarte por Vidaes a por ellos, puedes comprarlos online aquí.

Y mi momento gastronómico al que dedico mi foto de hoy: Coliflor con bechamel de calabacín: delicioso y sanísimo! Adoro mi maquina de cocinar!!!