Te escuchas? Cuánto te escuchas?

Si te dijera que gran parte de tu bienestar depende de ti y que hay herramientas para lograrlo, que me dirías?

Todos en un momento u otro de nuestra vida comenzamos con el camino hacia nuestro interior y crecimiento personal. Para algunas personas es mas fácil, para otras no tanto. Sin embargo hay una herramienta que a mi me ha ayudado muchísimo y a cientos de alumnos que la he transmitido también.

Esta herramienta maravillosa es Reiki, es una técnica sencilla que nos ayuda a empoderarnos, a ser conscientes de nuestro estado energético, a desarrollar la escucha interna, la inteligencia emocional y a sentirnos bien.

Lo mejor es que notamos cambios muy rápido y cuando yo cambio, mi vida cambia.

Aunque te confieso que no todos están dispuestos a cambiar, a salir de su zona de confort, a enfrentarse a sus emociones.

Las emociones que no gestionamos bien nos terminan pasando factura a todos los niveles. Por ello te propongo un ejercicio muy simple:

Tomate 5 o 10 minutos, en una posición cómoda, siendo consciente de tu respiración y de tu cuerpo. Escucha sin juzgar que es lo que te sucede y que emociones afloran primero.

Esto es el primer paso para parar y escucharte. ¡Muy bien hecho! Ahora: ¿Qué vas a hacer con ellas?.

Si eres de las personas que dicen:¡Ya esta bien!, quiero tomar las riendas de mi vida, entonces, esta herramienta es para ti.

Puedes aprenderla o simplemente recibirla. Tiene la ventaja de que es sencilla y puede autoaplicarse, por ello los cursos de Reiki están tan solicitados.

En un día aprenderás Reiki 1, como funciona la energía y podrás dar Reiki a otros y a ti mismo.

Si quieres saber más sobre las siguientes fechas de Reiki 1 y Reiki 2 pincha aquí.

Que tengas un gran día

Malena!