Las relaciones de pareja son las más vulnerables de todas nuestras relaciones, es en nuestra pareja donde deseamos sentirnos amados, realizados, respetados y comprendidos. Las expectativas que ponemos en otra persona y en la relación es lo que no nos permite encontrar lo que deseamos, no nos damos cuenta de que depositamos nuestra felicidad o infelicidad en dicha relación. Si la relación de pareja va mal, entonces nuestra vida pierde sentido y la manera en que afecta el resto de los ámbitos de nuestra vida es relevante.

 

Huimos del sufrimiento y tenemos un concepto del amor que es prácticamente imposible encontrarlo tal cual lo tenemos concebido.

 

Todos contamos con un modelo de pareja que deseamos ver realizado en nuestras vidas, y todo lo que se asemeja a ello parece que pudiera funcionar, pero a medida que se va distanciando de lo que creemos debería ser, el dolor aparece de manera inminente.

 

¿Por qué parece tan inalcanzable tener una buena relación de pareja?

 

Lo que las hace tan irreales es que ponemos el foco en la otra persona y no en nosotros como pareja. Creemos que si nosotros damos el otro deberá dar en la misma proporción y de la misma manera. Creemos que, al estar en pareja, su tiempo, su atención, sus pensamientos y su persona nos pertenece. Creemos que la otra persona tiene que hacer todo para que yo me sienta feliz y amado/a. Eso es lo que lo hace inalcanzable. Nosotros no tenemos injerencia en como la otra persona piensa, actúa, ni habla, y por tal motivo, si esperamos que todo se manifieste tal como lo pienso y lo siento, estaré inmerso en un abismo de sufrimiento y todas mis relaciones serán insatisfactorias tarde o temprano.

 

Las personas como la vida, estamos en constante movimiento, nuestros valores van moviéndose de acuerdo con nuestras vivencias y experiencias, es por eso, que si una relación función ahora puede que deje de funcionar si las circunstancias en uno cambian. Aceptar la impermanencia de las personas, de la vida y de las relaciones, nos ayuda a aprender a adaptarnos constantemente a las circunstancias desde el presente, reconocer que las emociones que a veces duelen son parte de las relaciones y que afrontar los conflictos y salir en pareja de ellos, nos pueden ayudar a construir relaciones mas solidas y estrechar lazos afectivos.

 

¿Cómo funciona una relación de pareja?

 

La pareja esta compuesta por dos personas, las cuales, continúan siendo individuos fuera de la relación. Lo que se construye juntos es lo que cada uno aporta a la relación.

Cada persona tiene sus valores, sus sueños, sus ideales y su vida. Lo que nos une a otra persona, es lo que nosotros deseamos compartir, reconociendo al otro como una persona distinta a mi y respetando que pueda ser, pensar y sentir distinto a mí.

 

El éxito en una relación de pareja no esta en adaptarse a la otra persona o a sus exigencias pasando por alto lo que yo necesito, pero tampoco esta, en sentir que el otro debe cubrir mis necesidades.

 

El éxito en una relación de pareja esta en construir continuamente desde el respeto, la honestidad, la vulnerabilidad y la compasión, siempre empezando por uno mismo para así poder compartir con el otro.

 

No existe la relación perfecta, solo existe la relación que me hace conocerme y amarme más, sin que eso signifique dejar de amar al otro.

 

Mariana Santamaria